Directora del FMI califica de "infundada" su imputación por caso Tapie

La directora del Fondo señaló que regresaría de París a Washington para continuar con sus funciones al frente del FMI que dirige desde 2011.

La directora gerente del Fondo Monetario Internacional (FMI), Christine Lagarde, calificó como "totalmente infundada" la imputación por "negligencia" por un tribunal francés en relación con una investigación por presunta corrupción cuando era ministra de Economía.

"Después de tres años de investigación, docenas de horas de preguntas, el comité concluyó que no era culpable de infracción alguna, y se limitó a asegurar que había sido insuficientemente vigilante durante el proceso de arbitraje", afirmó Lagarde en un comunicado.

Por ello, indicó que la decisión del tribunal es "totalmente infundada".

La directora gerente del Fondo señaló que regresaría de París a Washington para continuar con sus funciones al frente del organismo internacional que dirige desde 2011.

Lagarde declaró este martes durante 15 horas ante la Corte de Justicia de la República de París, instancia habilitada para juzgar a los ministros por delitos cometidos durante su estancia en el Gobierno, y que ya ha interrogado a la exministra en cuatro ocasiones.

Por su parte, y preguntado por Efe, el portavoz del FMI, Gerry Rice, indicó en una escueta declaración que "la directora de la institución está de camino a Washington, y por supuesto, informará al Directorio Ejecutivo tan pronto como sea posible".

Rice evitó, no obstante, ofrecer más detalles sobre la imputación de Lagarde.

Hasta ahora, Lagarde no había sido imputada y se mantenía con el estatus de "testigo asistido".

La investigación persigue determinar si hubo corrupción en la atribución de una indemnización de 403 millones de euros al empresario Bernard Tapie en 2007 por la venta de la empresa de equipamiento deportivo Adidas en los años 90.

Confiscada a Tapie, esa empresa fue vendida por el banco Crédit Lyonnais por un precio muy inferior al de mercado, según Tapie, que reclamaba al Estado una indemnización.

Tras años de litigio, Lagarde, ministra de Economía en el Gobierno del conservador Nicolas Sarkozy entre 2007 y 2011, antes de su llegada al FMI, decidió que fuera un arbitraje privado el que fijara la indemnización.

El hecho de que no fueran los tribunales los que calcularan el monto de la indemnización provocó que se abriera una investigación judicial por presunta corrupción.

Temas relacionados