"Yo imito, no ridiculizo a los personajes": Hugo Patiño

hace 5 horas

Disturbios en dos ciudades alemanas por fiestas convocadas por Facebook

Casi mil jóvenes asistieron a la fiesta convocada en una casa abandonada.

Casi mil jóvenes protagonizaron anoche diversos altercados en dos ciudades alemanas cuando pretendían participar en sendas fiestas convocadas masivamente a través de Facebook, informaron medios locales.

En Magdeburgo, en el estado federado de Sajonia Anhalt, cerca de 600 jóvenes acudieron al centro de la ciudad después de que las autoridades hubieran prohibido la fiesta ante el temor de posibles disturbios, y lanzaron piedras y botellas contra agentes y patrullas de la policía.

Centenares de agentes fueron desplegados en el barrio de Stadfeld -lugar de la convocatoria- y limitaron el acceso a la zona únicamente a los vecinos con el fin de evitar posibles disturbios, para lo que contaron incluso con refuerzos de los dos estados federados vecinos.

Durante los altercados, un agente resultó herido y varios vehículos sufrieron daños.

Según la policía, el evento, al que se habían apuntado varios miles de usuarios de Facebook, había sido anunciado en la red social por una mujer que sólo tenía intención de invitar a sus conocidos, pero por error figuraba abierto a toda la comunidad.

Mientras, en Schriesheim, en el estado federado de Baden-Württemberg (sur), cerca de 250 jóvenes causaron daños a varios vehículos y generaron grandes cantidades de basura.

También en este caso la fiesta, convocada por una adolescente de 15 años en una casa ahora abandonada y en la que antes había vivido su madre, debía ser privada.

No obstante, según la joven, la invitación fue difundida vía Facebook por un desconocido.

Después de acudir a la casa, cuya demolición -según el alcalde de la ciudad, Hansjörg Höfer-, ya estaba prevista, los 250 intrusos continuaron la celebración en la calle.

El pasado mes de julio, la policía disolvió también en Baden-Württenberg otra fiesta masiva convocada a través de la red social en un operativo que dejó heridos leves a dos policías y una joven.

Cerca de mil jóvenes de los 22.500 usuarios que se habían apuntado al evento peregrinaron al lugar de la fiesta, en la ciudad de Bachnang, a pesar de que la policía había prohibido su celebración y advertido vía internet sobre posibles multas.

En julio del año pasado, varios ministros del Interior de distintos estados federados alemanes exigieron la prohibición de la convocatoria de fiestas a través de las redes sociales, especialmente Facebook, tras varios incidentes con asistencias masivas y descontroladas a celebraciones privadas.

La alarma se desató después de que una adolescente de un barrio de Hamburgo (norte) invitara a su 16 cumpleaños erróneamente de manera abierta por Facebook y a la celebración se presentaran más de 1.600 personas.

Más de cien agentes se vieron obligados a actuar para controlar la situación, que se saldó con la detención de once participantes en la fiesta por agresión física, daños materiales y resistencia contra la autoridad.

Pocos días después, otras 800 personas se sumaron espontáneamente a otra fiesta convocada en Wuppertal (oeste) a través de la red social, en la que se registraron 16 heridos de diversa consideración y la policía detuvo a 41 jóvenes.

Temas relacionados