División en las filas terroristas: Al Nusra rompe con Al-Qaeda

La organización yihadista más importante en Siria después de su rival, el Estado Islámico, cambia de nombre y de objetivos.

Imagen de Abu Mahamad al-Jolani al anunciar su ruptura de Al-Qaeda.  /AFP
Imagen de Abu Mahamad al-Jolani al anunciar su ruptura de Al-Qaeda. /AFP

La guerra en Siria, que comenzó en marzo de 2011, es un avispero en el que participan varios actores: desde grupos sirios de oposición, el gobierno de Bashar al-Asad, aliados regionales como Hezbolá, figuras internacionales como Rusia y la Coalición encabezada por Estados Unidos, grupos terroristas como Estado Islámico y Al Qaeda.

Y es justo en este último actor que comienza a vislumbrarse un cambio en la guerra que ya cumplió 5 años. El frente Al Nusra, filial siria de Al-Qaeda anunció que rompía vínculos con la red yihadista.

“Hemos decidido dejar de operar bajo el nombre de Frente Al Nusra y refundar un nuevo grupo [...] con el nombre de Frente Fateh Al Sham [Conquista de Siria, en árabe]”, indicó el jefe del segundo grupo yihadista más importante de Siria.

En la grabación, difundida el jueves por la cadena de Catar Al Jazeera, Abú Mohammad al Jolani también anunció que su grupo había cambiado de nombre para llamarse "Frente Fateh al Sham".

El líder explicó que esta decisión buscaba "proteger la revolución siria" y "acabar con los pretextos de la comunidad internacional" para ir contra el grupo, clasificado como "terrorista" por Washington. Al Nusra es la organización yihadista más importante en Siria después de su rival, el grupo Estado Islámico (EI).

Al Nusra era el proyecto de Al Qaeda en Siria. Lo promovió en 2012 su rama iraquí, entonces liderada por Abu Bakar Baghdadi, y en contraste con el Estado Islámico tiene vocación nacionalista siria. La encabeza Abu Mohammed Golani, discípulo de Bagdadi. La ruptura de Baghdadi con Al Qaeda, en 2013, lo alejó del Frente al Nusra. Este grupo se vende como la 'cara amable' del yihadismo y Occidente se planteó en algún momento financiarlo para combatir a Al-asad.

Al Nusra está presente en la lista de grupos terroristas tanto de Estados Unidos como de la ONU, se posiciona principalmente en el noroeste sirio tras haber sido expulsado por su rival ideológico, el EI del flanco oriental del país.

A partir de ahora el nuevo Frente "no tendrá ningún vínculo con partes extranjeras" en el conflicto, agregó el jefe de la organización, que ocupa trozos de territorio junto a grupos de rebeldes aliados suyos en Siria, un país arrasado por la guerra desde 2011.

El Frente Al Nusra ha sido bombardeado en varias ocasiones por la coalición antiyihadista dirigida por Washington, aunque en menor medida que el grupo EI.

Desde septiembre de 2015, ha sido blanco, principalmente, de los bombardeos de Rusia, principal aliado del presidente sirio Bashar al Asad.

Según el experto en grupos yihadistas Charles Lister, el objetivo de esta operación sería proteger a Al Nusra de una eventual campaña conjunta rusoestadounidense, para "incrustarse más en la revolución siria y garantizar así su futuro a largo plazo".

La gran diferencia entre Al Nusra y el EI reside en que el primero es un aliado de los rebeldes que combaten al ejército del régimen y se ha granjeado apoyo popular, mientras que el EI combate a todos aquellos que no le juran lealtad.

Junto a Al Qaida en la Península Arábiga (AQPA) y Al Qaida en el Magreb (AQMI), Al Nusra es uno de los grupos más potentes de la red, eclipsada estos últimos años por el grupo EI.

Temas relacionados