Dolce y Gabbana tendrán que pagar cárcel por fraude fiscal

Los modistas fueron acusados de evadir 276 millones de dólares.

AFP

 Los modistas italianos Domenico Dolce y Stefano Gabbana, acusados de evadir al 276 millones de dólares fueron condenados este miércoles, en segunda instancia, a un año y seis meses de prisión, una sentencia cuya defensa ya ha anunciado que será recurrida.

El Tribunal de Apelación de Milán (norte) confirmó así la condena a los dos diseñadores, si bien la redujo en dos meses con respecto a la anterior en primer grado porque los delitos cometidos en 2004 ya han prescrito.

La condena del Tribunal de Apelación milanés no es en firme dado que los modistas aún podrán recurrir ante la Corte Suprema.

De hecho, el abogado de los diseñadores, Massimo Dinoia, aseguró en declaraciones recogidas por los medios encontrarse "sin palabras" y anunció que recurrirá esta sentencia ante el Tribunal Supremo.

También fueron condenados el comercial de la firma Luciano Patelli, con la misma pena, y otros tres cargos de la compañía entre ellos el hermano de Domenico Dolce, Alfonso, a un año y dos meses de prisión cada uno.

Según las investigaciones de los fiscales milaneses Laura Pedio y Gaetano Ruta, los dos diseñadores crearon una empresa pantalla en Luxemburgo, que funcionó en 2004 y 2005, con el supuesto fin de obtener beneficios fiscales y a la vez evadir a la Hacienda italiana.

En 2010, el diario económico italiano Il Sole 24 Ore reveló que Dolce y Gabbana habían cometido evasión fiscal por un montante de 840 millones de euros (1.100 millones de dólares), junto a otras cuatro personas.

Después de tres años de litigio, la Justicia italiana les condenó en junio de 2013 a un año y ocho meses de prisión por evasión fiscal en primera instancia.

Una condena que hoy fue confirmada pero reducida en dos meses. Las motivaciones de esta última sentencia deberán ser presentadas el próximo 20 de junio.

Temas relacionados