Donald Trump habría estudiado comprar hoteles en Cuba

El presidente del Grupo Iberostar contó que se había enterado del asunto por contacto en el sector hotelero cubano.

Pixabay Ilustración

El presidente electo Donald Trump ponderó la compra de hoteles en Cuba hace tan poco como seis meses, según un importante ejecutivo hotelero español que se enteró de ello por contactos en el sector. Ello se contradiría con la postura de Trump en materia de política sobre Cuba y podría haber violado la ley de Estados Unidos en contra de promover el turismo allí.

El hotelero Miguel Fluxa, presidente ejecutivo de Grupo Iberostar, hizo las declaraciones a periodistas en un acto el jueves en Mallorca para celebrar el 60 aniversario de la empresa. La firma, que tiene más de 100 hoteles, administra el hotel de cinco estrellas Parque Central, de La Habana, que por varios años ha sido el de mejores reseñas en la ciudad según TripAdvisor Inc.

Fluxa se enteró de las gestiones de Trump por contactos en el sector en Cuba, no por el propio presidente electo, dijo un portavoz de Iberostar. Trump no ha ofrecido comprar ninguno de los 11 hoteles de Iberostar en Cuba, dijo el portavoz, quien pidió no ser nombrado, amparándose en la política de la compañía. El diario ABC de España fue el primero en difundir las declaraciones de Fluxa.

“En los últimos 12 meses, muchos competidores importantes han buscado oportunidades en Cuba”, dijo en una declaración enviada por correo electrónico Amanda Miller, vicepresidenta de mercadeo en Trump Organization. “Aunque es importante para nosotros entender la dinámica de los mercados que nuestros competidores están explorando, no buscamos expandirnos en Cuba ni hemos hecho negocios allí nunca”.

El interés de Trump de comprar hoteles cubanos sería difícil de cuadrar con su plan de revertir las medidas del presidente Barack Obama respecto de la isla. Obama ha moderado las sanciones desde 2014, permitiendo que cruceros estadounidenses anclen en puertos de la isla y permitiendo que aerolíneas estadounidenses vuelen a La Habana. Trump dice que revertiría la apertura de Obama a menos que Cuba permita más libertades políticas y religiosas.

"Si Cuba no está dispuesta a forjar un mejor acuerdo para el pueblo cubano, el pueblo cubano/estadounidense y Estados Unidos en su totalidad, pondré fin al acuerdo", dijo Trump el lunes en un mensaje de Twitter.

El sábado, Trump fustigó al recientemente difunto líder de la isla, una espina socialista para Estados Unidos desde la revuelta de 1959 que lo llevó al poder.

“El legado de Fidel Castro es un legado de pelotones de fusilamiento, robo, sufrimiento inimaginable, pobreza y la privación de derechos humanos fundamentales”, dijo Trump en un comunicado.

Hasta mediados de octubre, promover el turismo en Cuba violaba las sanciones de Estados Unidos. Antes de ello, "personas de Estados Unidos no podían ir legalmente a Cuba para inspeccionar hoteles en vinculación con el turismo” sin una licencia de la Oficina de Control de Activos Extranjeros del Tesoro, dijo Richard Matheny, presidente del grupo de derecho de seguridad nacional y normativa de comercio extranjero de Goodwin Procter, en Washington.Ejecutivos de Trump Organization han viajado a Cuba para buscar proyectos de campos de juego de golf, informó Bloomberg Businessweek. Cuando en marzo CNN le preguntó a Trump si le interesaría abrir un hotel en Cuba, dijo que le interesaría "en el momento correcto, cuando estemos autorizados a hacerlo. Ahora mismo, no lo estamos".

Temas relacionados