Donald Trump va a territorio demócrata con su popularidad al alza