¿Dónde andará 'Alfonso Cano'?

Políticos venezolanos dijeron que la toma militar de un hospital obedecía a que el jefe de las Farc se dirigía a esas instalaciones.

Parlamentarios del departamento del Táchira, en Venezuela, afirmaron que la toma del Hospital Central José María Vargas de San Cristóbal, realizada durante la madrugada de ayer por parte de las fuerzas militares venezolanas, se debía a que el máximo jefe de las Farc, Alfonso Cano, sería intervenido en esas instalaciones.


Leomagno Flores, Abelardo Díaz y Homero Ruiz, integrantes del bloque parlamentario del Táchira, fueron quienes informaron sobre la supuesta presencia del líder guerrillero en las instalaciones del centro médico. Los parlamentarios afirmaron tener fuentes confiables de que se estaba preparando una sala del hospital para que Cano fuera intervenido.


Flores dijo que el cabecilla guerrillero estaría siendo trasladado para recibir “un tratamiento médico que requiere con urgencia” y que para ello se destinó una sala del hospital “que tiene cubículos de aislamiento y alta tecnología”.


Los parlamentarios enfatizaron en que la intervención y militarización del hospital, presidida por la ministra de Salud, María Eugenia Sader, y el desalojo de la policía y del personal de confianza del lugar implicaban que se estaba preparando una operación encubierta.


Sader desmintió a los parlamentarios y afirmó que la medida se tomó porque el centro médico vive una crisis administrativa. “Eso es un desastre, se les mandan los recursos y los desaparecen”, dijo.


León Valencia, director de la Corporación Nuevo Arco Iris en Colombia, afirmó que los rumores sobre la presencia de Cano en venezuela tienen un tinte político de la oposición a Hugo Chávez. “Considero que con unas relaciones diplomáticas tan sensibles, en Venezuela no se van a exponer a tener en un hospital a Cano. Él está acá en la Cordillera Central, en donde las Farc han logrado crear una guerra con buenos resultados para ellos. No creo que esté en Venezuela. Si me lo dijeran de Iván Márquez lo creería más, pues hay indicios de que él entra y sale de ese país”, afirmó.


El rumor de Cano es similar al escándalo sobre la presencia de Iván Márquez en Venezuela, en la serranía del Perijá, a mediados de 2010, cuando el gobierno de Álvaro Uribe Vélez amenazó con demandar a Chávez ante organismos internacionales por brindar protección a guerrilleros colombianos. Para entonces el gobierno colombiano afirmó tener pruebas de la presencia del guerrillero en Venezuela. Esta vez no hay evidencias.


La canciller colombiana, María Ángela Holguín, y el canciller venezolano, Nicolás Maduro, sostendrán el próximo 3 de octubre una reunión para revisar los acuerdos de cooperación comercial, económica y energética, y para preparar un encuentro entre los presidentes Juan Manuel Santos y Hugo Chávez. Hasta ahora los rumores no han puesto en duda el restablecimiento de relaciones entre Colombia y la vecina república bolivariana.