En dos meses será la segunda repatriación de un colombiano preso en China

La beneficiada será Sara María Galeano Trejos, condenada en esa nación a cadena perpetua por narcotráfico.

 “El corredor de la muerte”. Así le llaman a las zonas de las cárceles en China de aquellos que fueron sentenciados a cadena perpetua. De la realidad que se vive en estos centros penitenciarios escuchó un poco más el país después de que se diera la primera repatriación de un colombiano condenado a muerte en China, Hárold Carrillo Sánchez, quien paradójicamente pudo volver a pagar una pena en su país a causa de una enfermedad terminal que padece.

Sara María Galeano Trejos será ahora la segunda connacional beneficiada con el pacto de repatriación de presos hecho entre los gobiernos de Colombia y China. Una fortuna para la mujer, condenada por porte de estupefacientes, si se considera que aún hay más de 140 colombianos encarcelados en ese país.

Según informó el Ministerio de Relaciones Exteriores de Colombia en los próximos dos meses estaría de vuelta al país Galeano Trejos, después de estar recluida en la prisión de Dongguan, localizada en la provincia de Guangdong al sur de este país.

Su pena será conmutada para que pague 18 años y tres meses de prisión en Colombia. Al igual que carrillo, su salud fue el motivo para que se acordara su traslado por cuestiones humanitarias y este obedece, entonces, a un acuerdo de repatriación invocando la figura de reciprocidad por acuerdo humanitario

Para lograr el regreso de la mujer el Gobierno se comprometió a no cambiar la sentencia impuesta en China, tramitar un hipotético recurso según las leyes del país asiático y continuar la ejecución de la condena conforme a las leyes internas de Colombia.

En China, según la Cancillería colombiana, hay 144 colombianos detenidos, 3 de ellos condenados a pena de muerte efectiva, 11 condenados a pena de muerte con suspensión de dos años y 10 condenados a cadena perpetua. Entre los testimonios y las cartas que han sido conocidos por la organización Familias Colombianas Unidas, compartidos con este diario, varios detenidos denuncian torturas, personas que han sido amarradas y puestas bajo una gotera o encerradas en situación de hacinamiento durante períodos prolongados. En los últimos años, Familias Colombianas Unidas y otros familiares de presos en China han puesto en conocimiento del Gobierno colombiano estas posibles violaciones.

 

 

últimas noticias