Dos militares mueren tras ataque de Sendero Luminoso en Perú

El presidente Ollanta Humala calificó de "miserables" a los responsables del atentado contra el helicóptero militar.

El presidente peruano Ollanta Humala expresó este jueves su rechazo al ataque de Sendero Luminoso a un helicóptero militar que costó la vida a dos oficiales del ejército y pidió una sanción ejemplar a los autores a quienes calificó de "miserables".

"Todo el Perú rechaza a esos miserables que están levantados en armas contra el pueblo peruano", dijo el mandatario al manifestar su "rechazo e indignación frente a este acto de cobardía y de insanía de gente que cree que va a cambiar la voluntad de los peruanos por la vía de la fuerza".

El teniente coronel Ernesto Vásquez Silva y el capitán Alberto Vidarte Campos fallecieron al anochecer del miércoles en el ataque perpetrado en el Valle de los ríos Apurímac y Ene (sudeste), donde actúa la agrupación maoísta Sendero Luminoso en alianza con el narcotráfico desde hace más de una década.

Un suboficial del ejército resultó con una herida grave en una pierna.

El helicóptero, un MI-17 de fabricación rusa, resultó averiado, pero el copiloto pudo conducirlo a un lugar cercano poniendo en salvaguarda al resto del personal militar, precisó el jefe de Estado.

En la noche del miércoles luego de ser informado del atentado, Humala lamentó en su cuenta Twitter la muerte de los oficiales y expresó su solidaridad con sus familias. "Honor a los caídos y sanción a los culpables", escribió.

El grupo armado Sendero Luminoso fue desarticulado a mediados de la década de los 90, y sus principales líderes purgan cadena perpetua.

La guerrilla inició un conflicto interno en 1980, que al cabo de dos décadas dejó unos 70.000 muertos, según la Comisión de la Verdad y Reconciliación.