DSK declaró ante la policía en París por caso de violación

Una periodista lo denunció por presuntos hechos ocurridos en 2003.

El ex director general del Fondo Monetario Internacional (FMI) Dominique Strauss-Kahn (DSK) prestó declaración durante cerca de tres horas y en calidad de 'testigo' ante la policía francesa, que investiga la denuncia por intento de violación que presentó contra el político socialista la periodista Tristane Banon.
 
La escritora e informadora francesa, de 32 años y tres décadas más joven que DSK, sostiene que, en febrero de 2003, el político socialista se abalanzó sobre ella con la intención de violarla cuando ambos se hallaban en un céntrico apartamento de París en el que el exdirector del FMI había recibido a la reportera para concederle una entrevista que iba a ser publicada en un libro.

Al salir de la comisaría en un vehículo, DSK no hizo el lunes ningún comentario a los periodistas que le esperaban. Sus abogados, Frédérique Baulieu y Henri Leclerc, aclararon que el político había pedido comparecer lo antes posible ante los investigadores tras su vuelta de Estados Unidos. Strauss-Kahn ha denunciado a su vez a Banon por 'denuncia calumniosa', y según sus letrados desea 'zanjar el asunto cuanto antes'.

El exdirector del FMI llegó el pasado 4 de septiembre desde Nueva York hasta su casa de París después de que los fiscales estadounidenses decidieran dejarle en libertad sin cargos y desestimaran la denuncia por violencia sexual interpuesta contra él por Nafissatou Diallo, una mujer guineana que trabajaba como camarera en el hotel donde se alojaba DSK.

Una de las cuestiones cruciales de la investigación preliminar del caso Banon es saber si, eventualmente, la fiscalía calificará los hechos como un intento de violación o agresión sexual. La diferencia es importante porque en Francia la pena máxima para el primer delito es de diez años de prisión, mientras por el segundo el máximo son tres años y el crimen habría prescrito ya. La ausencia de prueba material induce a pensar a los medios locales que el desenlace más probable sería el sobreseimiento de la causa.

Otros testigos de perfil alto, entre ellos el candidato socialista a las presidenciales François Hollande, han sido interrogados ya por la policía para determinar si tuvieron conocimiento en su día de los hechos narrados por Banon.  La reportera se decidió a denunciar su encuentro con DSK ocho años después de que ocurriera, a raíz del escándalo surgido cuando fue detenido en Nueva York.

La expectativa se centra ahora en saber cuándo romperá DSK su silencio público. A su vuelta a Francia, algunos de sus allegados dijeron que hablaría en un par de semanas.

Temas relacionados