En Dubai se empezó a construir la que será la torre más alta del mundo