Ecuador aplaude fallo europeo que permite frenar desahucios en España

Unos 10.000 ecuatorianos enfrentan procesos de desalojo en España.

El gobierno de Ecuador aplaudió el jueves un fallo del Tribunal de Justicia de la Unión Europea (UE) que, según dijo, beneficiará a miles de emigrantes ecuatorianos al permitir que los jueces españoles suspendan los desahucios de deudores hipotecarios.

"Es una excelente noticia para nuestros migrantes, que permite consolidar su capacidad de respuesta" frente a los procesos de desalojo, declaró el canciller Ricardo Patiño en rueda de prensa.

El ministro refirió que el Tribunal de Justicia de la UE determinó que algunos aspectos de la ley española que amparó numerosos desahucios en los últimos años, son contrarios a una directiva europea de protección al consumidor aprobada en 1993.

Como consecuencia de ello, los jueces que estudian la existencia de cláusulas abusivas en los créditos hipotecarios podrán suspender cautelarmente los desalojos.

"Ahora los jueces podrán impedir los desahucios y analizar el carácter abusivo de esos contratos", comentó Patiño, al indicar que antes del fallo los magistrados "estaban con las manos atadas", pues no tenían facultad para estudiar el contenido de los acuerdos.

El tribunal también estableció criterios para que los jueces evalúen si una cláusula es abusiva.

Qué triste que haya tenido que morir tanta gente, que se hayan tenido que suicidar antes de que esta sentencia se dictara!", afirmó Patiño.

Según el ministro, unos 10.000 ecuatorianos enfrentan procesos de desalojo en España, de los cuales cerca de 1.000 han sido contactados por el gobierno ecuatoriano para asesorarlos legalmente.

"Tenemos 80 casos listos para emprender acciones judiciales", dijo, y estimó que la medida alentará esos procesos y una iniciativa popular que propone extinguir las deudas con la devolución de los inmuebles.

Patiño anunció que próximamente viajará a España para reunirse con un grupo de abogados contratado por el gobierno ecuatoriano y evaluar la posibilidad de asesorar a los emigrantes en un juicio contra bancos españoles.

"Es una demanda que harían los afectados con el respaldo jurídico del gobierno de Ecuador", indicó.

La crisis en España llevó a que la comunidad de ecuatorianos se redujera de 360.710 en 2010 a 306.380 en 2011, según el Instituto Nacional de Estadística de ese país.

Temas relacionados