EE.UU. acusa a dos extranjeros de ayudar al programa nuclear iraní

Ambos extranjeros se enfrentan a varias condenas de al menos 20 años de prisión.

El Departamento de Justicia de EE.UU. presentó cargos contra dos hombres, un iraní y un chino, que supuestamente intentaron exportar material para el programa nuclear iraní e incluso buscar modos de comercializar elementos radiactivos.

El jurado de acusación federal del Distrito de Columbia acusó a Parviz Khaki, ciudadano iraní, y al chino Zongcheng Yi de querer "obtener y exportar ilegalmente a Irán material para construir, operar y mantener centrifugadoras de gas para enriquecer uranio", como acero de alta resistencia, espectrómetros o bombas de vacío.

Khaki también está acusado de buscar modos de obtener "fuentes de material radiactivo desde Estados Unidos para clientes en Irán".

Según los documentos del Departamento de Justicia, el iraní, de 43 años, fue arrestado en mayo en Filipinas por petición de Estados Unidos, mientras que el chino, director gerente de una compañía de Cantón (China), no ha sido aún detenido.

Ambos extranjeros, que han sido acusados tras varios años de pesquisa con la colaboración de agentes encubiertos, se enfrentan a varias condenas de al menos 20 años de prisión por conspirar para violar las sanciones contra el programa nuclear iraní.

Según el Departamento de Justicia, este proceso muestra la importancia de perseguir redes que intenten que Irán haga uso de material relacionado con el sector nuclear de Estados Unidos.

"Tendremos tolerancia cero con aquellos que intenten traficar con materiales que puedan utilizarse en el programa nuclear iraní", indicó el fiscal encargado del caso, Ronald C. Machen Jr.

Según los documentos legales, los dos hombres consiguieron en el verano de 2009 exportar aleaciones de níquel y tornos desde los Estados Unidos a Irán, pasando de manera intermedia por China.

Otros materiales adquiridos en Estados Unidos no consiguieron llegar a su destino final.

Los acusados evitaban divulgar el destino de sus compras y realizaban las operaciones sin las licencias de exportación necesarias para países bajo sanciones.

Estados Unidos ha impuesto un extenso paquete de sanciones a Irán para evitar que siga enriqueciendo uranio, por temor a que use ese material para armamento atómico, algo que Teherán niega.

Las sanciones estadounidenses abarcan un amplio abanico de sectores desde el financiero, petrolero o el relacionado con industrias auxiliares al de desarrollo nuclear o de armamento.

últimas noticias