EE.UU. advierte a Siria que ni siquiera piense en emplear armas químicas

Rusia señaló que si Bashar al Asad es destituido, "Siria puede sufrir una prolongada guerra civil".

Estados Unidos advirtió a Siria que ni siquiera piense en usar sus armas químicas, luego de que Damasco amenazara con recurrir a ellas en caso de una intervención militar extranjera en el país."No deberían siquiera pensar en usar armas químicas", afirmó el vocero del Pentágono George Little a periodistas.

"Hemos sido muy enfáticos en nuestra posición dentro del gobierno estadounidense sobre el uso de armas químicas y sería enteramente inaceptable", agregó.

Este lunes, el régimen sirio reconoció que posee armas químicas y amenazó con usarlas en caso de una intervención militar en el país, aunque dijo que nunca las utilizaría contra civiles, al tiempo que seguían los combates entre el ejército y los rebeldes en Damasco y Alepo.

Por su parte el presidente ruso, Vladimir Putin, advirtió el lunes que si el presidente sirio Bashar al Asad es destituido de manera "anticonstitucional", Siria puede sufrir una prolongada guerra civil. "Nuestro temor es que si los actuales dirigentes del país son destituidos de forma anticonstitucional, la oposición y el gobierno no harán más que intercambiar sus papeles", declaró Putin, citado por la agencia Interfax.

"Los unos van a asumir la dirección (del país) y los otros van a estar en la oposición", añadió al término de una reunión con el jefe del gobierno italiano, Mario Monti. En caso de que esta hipótesis se confirme "nadie sabe cuánto tiempo podría durar la guerra civil", recalcó Putin.

"Los dirigentes sirios y la oposición deben encontrar la fuerza de organizar un proceso de negociaciones de manera que sea posible llegar a un compromiso aceptable para el futuro del país", dijo.

"El gobierno y la oposición deben parar la violencia y sentarse a la mesa de negociaciones para decidir de qué manera va a vivir el país en el futuro. Pienso que el porvenir de Siria no se decidirá gracias a una victoria o una derrota militar", insistió el presidente ruso.

Putin hizo estas declaraciones en momentos en que continuaban encarnizados combates por el control de Damasco y Alepo, la capital económica de Siria, entre soldados del ejército regular sirio y grupos rebeldes, un día después de una proposición de los países árabes destinada a negociar una salida "segura" para Asad en caso de que decida abandonar el poder.