EE.UU. aplaude la liberación de presos políticos en Cuba

Al menos 38 presos políticos han sido liberados en la isla desde el pasado miércoles.

EFE

El Gobierno de Estados Unidos aplaudió la "sustancial" liberación de presos políticos en Cuba que está llevando a cabo el Ejecutivo de la isla en medio del deshielo de las relaciones entre ambos países.

"Estados Unidos da la bienvenida a la liberación sustancial de prisioneros que está en marcha en Cuba. Es bueno ver a la gente reunirse con sus familias", dijo el asesor de la Casa Blanca Ben Rhodes en su cuenta de Twitter.

Al menos 38 presos políticos han sido liberados en la isla desde el pasado miércoles, según informaron fuentes de la disidencia interna, mientras que el Gobierno cubano no se ha pronunciado aún sobre el proceso de excarcelación.

Los disidentes atribuyen estas excarcelaciones a la lista de 53 presos políticos que, según Washington, el Gobierno de Cuba se comprometió a liberar como parte del acuerdo de restablecimiento de relaciones con Estados Unidos anunciado el pasado 17 de diciembre.

La relación de los presos que serán indultados se desconoce.

A finales de enero, la secretaria de Estado adjunta para Latinoamérica, Roberta Jacobson, viajará a Cuba al frente de una delegación de funcionarios estadounidenses para la próxima ronda de diálogo migratorio.

Esa será la primera misión de alto nivel de EE.UU. a la isla desde la ruptura de relaciones en 1961.

El presidente estadounidense, Barack Obama, buscaba un acercamiento con Cuba desde que llegó a la Casa Blanca en enero de 2009 y, de hecho, en abril de ese año anunció la eliminación de algunas restricciones para viajar y enviar remesas a la isla.

Pero la detención en diciembre de 2009 en La Habana del contratista estadounidense Alan Gross y su posterior condena por actividades subversivas, algo que Washington siempre consideró injusto, se convirtió en un "gran obstáculo" para el objetivo de avanzar hacia una normalización de la relación.

La liberación de Gross fue uno de los primeros pasos dados por Cuba para avanzar en el acercamiento entre los dos países, que incluyó, en primera instancia, la entrega de tres espías cubanos, del Grupo de los Cinco, que aún estaban presos en EE.UU.