EE.UU. califica de "abominación" la violencia contra civiles en Sudán del Sur

El Consejo de Seguridad de la ONU se reunirá este miércoles de urgencia para analizar el deterioro que ha sufrido la situación en Sudán del Sur durante los últimos días.

Estados Unidos calificó este martes de "abominación" la violencia en Sudán del Sur tras la matanza de civiles perpetrada en la ciudad de Bentiu (Unidad) y los ataques registrados contra bases de la misión de la ONU en el país africano.

"Estamos horrorizados por estas informaciones. (...) El presidente, Salva Kir, y (el exvicepresidente y líder rebelde), Riak Machar, deben dejar claro que los ataques a los civiles son inaceptables", consideró este martes el portavoz de la Casa Blanca, Jay Carney, en un comunicado.

"Los responsables de la violencia de ambos lados deben ser llevados ante la justicia y el ciclo de violencia que ha plagado Sudán del Sur durante demasiado tiempo debe llegar a su fin", añadió, en referencia a un conflicto en el que ya han muerto miles de personas y que ha puesto al borde de la guerra civil al joven país, independizado de Sudán en 2011.

"Estos actos de violencia son una abominación. Son una traición a la confianza que el pueblo de Sudán del Sur ha puesto en sus líderes. Esto es exactamente la violencia y el sufrimiento del que el pueblo de Sudán del Sur luchó durante décadas por escapar", señaló Carney.

El conflicto que estalló en ese país africano en diciembre adquirió pronto un tinte étnico debido a que el presidente, Salva Kir, pertenece a la tribu Dinka, mientras que el exvicepresidente y líder rebelde, Riak Machar, a la Nuer.

Las luchas, en las que han muerto miles de personas, han puesto al borde de la guerra civil al joven país, independizado de Sudán en 2011, después de que en diciembre pasado el presidente acusara a Machar de intentar dar un golpe de Estado.