EE.UU. cree que es pronto para retirar sanciones nucleares a Irán

John Kerry definió el programa nuclear iraní como una "de las mayores preocupaciones" para Estados Unidos.

El presidente de Irán, Hasán Rohaní./ EFE

 El secretario de Estado estadounidense, John Kerry, afirmó este miércoles que aún es pronto para proceder a una eventual retirada de las sanciones impuestas a Irán por su programa nuclear, al tiempo que pidió hechos concretos a Teherán, pues "las palabras no pueden sustituir a las acciones".

En unas declaraciones realizadas al inicio de su encuentro en Roma con el primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu, el jefe de la diplomacia estadounidense afirmó que es preferible no llegar a ningún acuerdo sobre el programa nuclear iraní antes que suscribir un "mal acuerdo".

"Es demasiado pronto para hablar de la revocación de las sanciones", dijo Kerry en presencia de los medios de comunicación en la apertura del encuentro en la residencia del embajador de Estados Unidos en Italia.

El secretario de Estado, quien definió el programa nuclear iraní como una "de las mayores preocupaciones" para Estados Unidos, dijo que, aunque "aprecia" la apertura llevada a cabo por el nuevo presidente de Irán, Hasán Rohaní, "las palabras no pueden sustituir a las acciones".

"Tenemos que mantener los ojos muy abiertos. Es vital que Irán se alinee con los estándares de otras naciones y demuestre que sus programas son pacíficos. Ningún acuerdo es mejor que un mal acuerdo", afirmó Kerry.

Las sanciones económicas dispuestas por Estados Unidos "podrán ser revocadas solo cuando esté clarísimo que los programas tienen un objetivo pacífico", añadió.

En este sentido, Netanyahu, quien ya este martes anunció su intención de insistir este miércoles a Kerry en la necesidad de mantener la presión sobre Irán, expresó su coincidencia de opinión con el secretario de Estado sobre el hecho de que es mejor no llegar a ningún acuerdo en este asunto, antes que tener uno malo.

El encuentro entre Netanyahu y Kerry fue convocado para miércoles en la capital italiana para avanzar en las negociaciones en el proceso de paz entre palestinos e israelíes, pero en la reunión, que se prevé que dure varias horas, se abordarán además otras cuestiones como el conflicto en Siria o la complicada situación de Egipto.

Según explicó el primer ministro israelí, está previsto que la mayor parte del tiempo lo dediquen a hacer progresos en la negociación "hacia una solución de dos Estados, dos pueblos" en el conflicto palestino-israelí, por el que Netanyahu agradeció los esfuerzos diplomáticos que está llevando a cabo Estados Unidos.

Antes del encuentro, Kerry y Netanyahu aprovecharon para reunirse por separado con sendos encuentros este miércoles y martes, respectivamente, con el primer ministro italiano, Enrico Letta.

En una comparecencia previa a la reunión con Letta, el primer ministro israelí insistió en la necesidad de mantener la presión sobre Teherán a pesar de la apertura mostrada por el nuevo presidente iraní, pues considera que Irán lleva a cabo su programa nuclear "solo para construir la bomba atómica".

"Si lo consiguieran, mucho más en un momento como el actual en el que el país está tan cerca del precipicio económico, sería trágico. Tenemos que actuar para que no tengan capacidad atómica", dijo Netanyahu.

Temas relacionados