EE.UU. e Irán conversaron en Viena sobre la crisis en Irak

Sin embargo, el Pentágono ha subrayado que ha descartado cualquier posibilidad de coordinar acciones militares con Irán.

John Kerry/AFP

Estados Unidos e Irán conversaron este lunes sobre la crisis en Irak durante un breve encuentro bilateral en Viena con motivo de las negociaciones sobre el programa nuclear de Teherán, indicó hoy a Efe un alto funcionario del Departamento de Estado de EE.UU.

"Estamos abiertos a conversar con los iraníes, al igual que estamos hablando con otros actores regionales sobre la amenaza que representa EIIL en Irak. El asunto salió a la luz brevemente en los márgenes de las negociaciones del 5+1 en Viena hoy, de forma separada de nuestra reunión trilateral" con la Unión Europea (UE), afirmó el funcionario, que pidió el anonimato.

El secretario de Estado de EE.UU., John Kerry, abrió la puerta a un diálogo con Irán, vecino a Irak y con quien Washington no mantiene relaciones diplomáticas desde los años 80, ante el deterioro de la situación iraquí por el avance del grupo yihadista del Estado Islámico de Irak y el Levante (EIIL).

La conversación entre los funcionarios estadounidenses y los iraníes se produjo en una pausa de las negociaciones en Viena entre Irán y el Grupo 5+1, (formado por EE.UU., China, Francia, Reino Unido y Rusia más Alemania), y al margen de otra reunión trilateral que tuvo lugar entre EE.UU., Irán y la UE.

"Estas conversaciones no van a incluir una coordinación militar ni determinaciones estratégicas sobre el futuro de Irak que ignoren al pueblo de Irak", señaló el funcionario estadounidense.

"Seguiremos conversando sobre cómo EIIL amenaza a muchos países en la región, incluido a Irán, y la necesidad de apoyar un modelo más incluyente en Irak y abstenerse de impulsar una agenda sectaria", agregó la fuente.

La portavoz del Departamento de Estado, Jen Psaki, subrayó en declaraciones a la cadena CNN que el contacto con Irán no significa que EE.UU. haya olvidado su preocupación por asuntos como "las violaciones de derechos humanos" en ese país o el "rol de apoyo al terrorismo" de Teherán.

"No estamos hablando de ningún esfuerzo coordinado, sino sólo de una conversación para ver qué están pensando" sobre la situación en Irak, destacó Psaki.

Estados Unidos e Irán se han comprometido por separado en los últimos días a ayudar al Gobierno del primer ministro iraquí, el chií Nuri al-Maliki, a repeler la ofensiva de los insurgentes suníes de EIIL.

El sábado pasado, el presidente de Irán, Hasan Rohani, expresó su disposición a dejar a un lado las muchas disputas que han marcado las relaciones entre Teherán y Washington por más tres décadas, si EE.UU. está dispuesto a "combatir a los terroristas en Irak".

El Pentágono ha subrayado que ha descartado cualquier posibilidad de coordinar acciones militares con Irán, y la decisión de consultar con Teherán ha sido delicada para el Departamento de Estado, que desconfía de la influencia en Irak del régimen chiíta iraní.

El Departamento de Estado ha mantenido en los últimos días intensos contactos con otros países de la región, como Jordania, Emiratos Árabes Unidos, Arabia Saudí y Catar.

Temas relacionados

 

últimas noticias