EE.UU. pidió a presidente de Yemen abandonar el poder

La Casa Blanca considera que Ali Abdulá Saleh, es el responsable en el uso de la violencia en el país árabe.

La Casa Blanca exigió al presidente yemení, Ali Abdulá Saleh, que firme el acuerdo patrocinado por el Consejo de Cooperación del Golfo (CCG) y abandone el poder.

En declaraciones a la prensa, el portavoz de la Casa Blanca, Jay Carney, condenó el uso de la violencia en Yemen y lanzó un llamamiento a Saleh para que abandone el poder y permita que el país árabe “pase página”.

“A la luz de la actual inestabilidad en Yemen, instamos al presidente Saleh a comenzar una completa transferencia del poder y a organizar elecciones presidenciales antes de final de año, dentro del marco de la iniciativa del CCG” , declaró Carney.

Las palabras del portavoz se producen después de que Saleh regresó a Yemen tras tres meses de ausencia mientras se recuperaba en Arabia Saudí de las heridas sufridas en un atentado en su palacio el 3 de junio

El presidente llegó a Saná entre combates entre las tropas pro gubernamentales y los partidarios del líder tribal Sadeq Abdalá al Ahmar, que en los últimos días han dejado una veintena de muertos

Desde el pasado enero, Yemen vive una revuelta popular para reclamar reformas y la marcha de Saleh

En sus declaraciones, el portavoz de la Casa Blanca indicó que EE.UU. condena el uso de la violencia y llama a todas las partes para que eviten la escalada de las hostilidades

“Una solución política es la mejor manera de evitar un derramamiento de sangre. Rechazamos cualquier medida que pueda socavar los esfuerzos productivos que se desarrollan para lograr una resolución política pacífica a la crisis actual” , agregó Carney

Estados Unidos mantiene su apoyo “a las aspiraciones del pueblo yemení para una transición pacífica y ordenada que responda a sus deseos de paz, prosperidad y seguridad”

En una nota difundida por la agencia de noticias Saba a las pocas horas de su inesperado regreso hoy a Saná, Saleh instó a las fuerzas políticas y militares a renar el derramamiento de sangre, en alusión a los cruentos enfrentamientos registrados durante los cinco últimos días.

Temas relacionados