EE.UU. rechaza represión contra manifestaciones pro-democracia en el mundo

Así lo cita el informe de 2013 sobre Derechos Humanos del Departamento de Estado.

Estados Unidos denunció este jueves el creciente recurso a las fuerzas de seguridad para reprimir las manifestaciones pro-democracia por parte de regímenes autoritarios en el mundo, en el informe 2013 sobre Derechos Humanos del Departamento de Estado.

De acuerdo con el reporte, "los gobiernos autoritarios alrededor del mundo recurrieron a las fuerzas de seguridad para consolidar su poder y suprimir el disenso en detrimento de la estabilidad, la seguridad y el desarrollo económico de sus países en el largo plazo".

Desde Sudán en el Cuerno de África, a las calles de Kiev, los barrios de las ciudades sirias o las zonas remotas de Birmania, las fuerzas de seguridad deben -de prosperar las transiciones democráticas- ser responsabilizadas por los abusos de los derechos humanos, insiste el informe.

En 2013, "las democracias en transición debieron enfrentar previsibles reveses en su lucha por lograr cambios políticos, y las nuevas democracias bregaron por impulsar gobiernos efectivos y respetar el imperio de la ley", agregó.

"Contrarrestar la impunidad de las fuerzas de seguridad requerirá que estos países inviertan en poderes judiciales independientes y efectivos, fuerzas de seguridad responsables controladas por los civiles, e instituciones democráticas transparentes y responsables", indicó el informe.

"La responsabilidad (institucional) es crucial para su futura estabilidad y desarrollo económico", insistió.

El informe anual de Derechos Humanos del Departamento de Estado fue divulgado al conmemorarse el 65 aniversario de la Declaración Universal de Derechos Humanos.

Temas relacionados