EE.UU.: segundo fiscal asesinado en Texas en menos de 2 meses

"Hay casquillos (de bala) por todas partes", describió un investigador.

El fiscal del condado de Kaufman, cerca de Dallas, Texas, y su esposa, fueron encontrados muertos en su casa el sábado abatidos menos de dos meses después del deceso de un fiscal que trabajaba en la misma oficina, también por disparos, informaron medios locales el domingo.

"Esto es muy sorprendente. (...) hasta no saber exactamente qué pasó, no puedo confirmar que (ambos casos) estén relacionados", dijo sin embargo el jefe de la Policía de Kaufman, Chris Aulbaugh, citado por el diario Dallas Morning News en su sitio web.

Por la tarde del sábado, los investigadores habían enviado equipos a proteger a otros empleados de la Oficina del Fiscal del condado de Kaufman, dijo el diario.

Mike McClelland y su esposa Cynthia fueron encontrados el sábado en su casa. "Hay casquillos (de bala) por todas partes", describió un investigador que se mantuvo en el anonimato en el Dallas Morning News.

Marcos Hasse, de 57 años, fiscal adjunto del mismo condado, había sido asesinado el pasado 31 de enero, cuando se dirigía a su oficina.

Entre las hipótesis manejadas por los investigadores aparece como principal sospechoso un grupo que aboga por la supremacía de la raza blanca, la Hermandad Aria, que había amenazado a las autoridades legales después de que fueran sentenciados decenas de sus miembros, subrayó el diario texano.

Las autoridades habían investigado también si existía una relación entre el asesinato de Marcos Hasse y el del Jefe del Servicio de Prisiones de Colorado, muerto en su casa el 19 de marzo.

Sospechoso de esa última muerte, Evan Spencer Ebel, también fue vinculado a una pandilla supremacista blanca que opera desde la cárcel. Ebel murió durante una persecución con la Policía de Texas y, según el Dallas Morning News, los investigadores no le habían vinculado con el asesinato de Hasse.

Temas relacionados