El 90% de extranjeros presos en Brasil cumple penas por narcotráfico

La mayoría son representados por defensores públicos.

El 90 por ciento de los extranjeros presos en Brasil que es atendido por defensores públicos cumple pena por tráfico internacional de drogas y desea ser expulsado del país para poder purgar la condena en su nación de origen, según datos oficiales citados este viernes por la estatal Agencia Brasil.

De acuerdo con los datos de la Defensoría Pública Federal, en Brasil hay un total de 3.191 extranjeros presos (2.417 hombres y 774 mujeres) de 109 nacionalidades diferentes que pidieron ser representados por defensores públicos. La mayoría procede de Bolivia (537) y más de la mitad es de países de América Latina (1.546).

Además de querer ser expulsados del país, la mayoría reclama la demora de los procesos judiciales en Brasil, según los datos citados por la defensora pública Leticia Sjoman Torrano en el II Seminario sobre Presos Extranjeros.

"De los presos que tenemos que defender, el 90 por ciento son 'mulas'", afirmó Torrano en el seminario promovido por el Consejo Nacional de Justicia y el Colegio de Abogados de Brasil.
De acuerdo con la defensora, la mayoría de esos presos, incluso los de países desarrollados, alega sufrir dificultades financieras en sus naciones de origen.

La defensora afirmó que la principal queja de estos presos es tener que estar lejos de su familia sin recibir prácticamente ninguna visita en las cárceles brasileñas.

La principal dificultad de sus defensores es el idioma, ya que la mayoría habla español. "Ya me tocó defender presos que sólo hablaban ruso y alemán", afirmó.

Temas relacionados