El agarrón entre Venezuela y Paraguay por la presidencia de Mercosur

El presidente Maduro dijo que Venezuela iba a ejercer la presidencia de ese organismo, pese al rechazo de Argentina, Brasil y Paraguay, que han dicho que asumirán el cargo, hasta que se elija al sucesor de Uruguay en la jefatura del Mercosur.

El presidente venezolano Nicolás Maduro llamó a Paraguay, Brasil y Argentina, la "triple alianza de los torturadores". EFE

"Nos persigue la oligarquía paraguaya corrupta y narcotraficante, ahora nos persigue el demacrado Macri de Argentina, fracasado, repudiado por su pueblo, ahora nos persigue la dictadura impuesta por Brasil". Con estas palabras, el presidente venezolano Nicolás Maduro se refirió a la controversia generada por culpa de la decisión de Venezuela de asumir, unilateralmente, la presidencia de Mercosur. El primer mandatario se refirió, sobre todo, al rechazo de Brasil, Argentina y Paraguay. Y es que estos tres países han asegurado que Caracas actúo de forma ilegal y han dicho que asumirán temporalmente la presidencia del bloque.

El primero en reaccionar a las palabras de Maduro fue Paraguay. La Cancillería de ese país, por medio de un comunicado, calificó de "irracionales" los términos "con los que el presidente venezolano se refirió a las altas autoridades nacionales". El encargado de Política Bilateral, Luis Fernando Avalos, manifestó que "el Paraguay ha sido siempre respetuoso del gobierno venezolano y en especial de su pueblo, y nunca ha dirigido palabras ofensivas hacia ninguno de los gobiernos ni países que integran el Mercosur,  principalmente en momentos en que su soberanía fue atropellada y sufrió una medida injusta e ilegal".

En Paraguay se generó un profundo malestar, además, porque Maduro se refirió de forma sarcástica a una triple alianza entre Paraguay, Brasil y Argentina, parafraseando el nombre que recibió, precisamente, la alianza que hicieron Uruguay, Brasil y Argentina, a mediados del siglo XIX, para combatir contra Paraguay, en una guerra en la que ese país perdió más de la mitad de su población. Maduro, con sus palabras, no hizo otra que revivir una herida histórica, quizás la más importante en los dos siglos que tiene de existencia la República del Paraguay.

El futuro de la presidencia de Mercosur y, en sentido estricto, de todo el bloque sigue en veremos."Nos preocupa del Mercosur que esto tiene una repercusión hacia afuera. Estamos en un momento muy crítico en el que estamos pretendiendo avanzar en muchos frentes, con la UE, pero hay otras posibilidades de acuerdo que están en danza y esto puede afectar al posicionamiento", dijo recientemente la canciller argentina, Susana Malcorra. Venezuela sigue empeñada en que el rechazo a su presidencia hace parte de una campaña en su contra. Brasil, Argentina y Uruguay han abogado por una transición. Sea como sea, Mercosur es hoy un desorden. 

últimas noticias