Elecciones 2018: Colombia elige presidente

hace 3 horas

El comentario racista sobre Michelle Obama que le costó el puesto a una alcaldesa en EE.UU.

Una mujer se refirió a la primera dama de EE.UU. como “una chimpancé en tacones”. La alcaldesa de un condado de Virginia Occidental aplaudió la publicación en Facebook y fue destituida de su cargo.

AFP.

El empalme entre los gobiernos de Barack Obama y Donald Trump empezó dos días después de que ambos se reunieran en la Casa Blanca y discutieran para hacer una transición no muy traumática para Estados Unidos. Y aunque el entrante y saliente mandatario, y sus esposas Melania Trump y Michelle Obama, respectivamente, hasta se estrecharon la mano, no pudieron evitar las caras de descontento que les produjo el encuentro, y que quedaron reflejadas en las portadas de miles de diarios. Pero el propósito de hacer el relevo lo más amistoso posible no se expandió al resto del país y, de hecho, parece que será cada vez más difícil.

Un comentario en Facebook sobre Michelle Obama, hecho por una mujer del pequeño condado de Clay, en el estado de Virginia Occidental, se expandió rápidamente y fue motivo de múltiples reacciones. Pamela Ramsey Taylor, líder de una organización sin ánimo de lucro que vela por el desarrollo del condado, hizo público su gusto por que la nueva primera dama del país sea Melania Trump. Pero, para eso, recurrió a insultar a la actual primera dama con fuertes palabras.

"Será refrescante tener una elegante, bella y digna primera dama en la Casa Blanca. Estoy harta de ver a un chimpancé con tacones", publicó Ramsey en su cuenta. Beverly Whaling, la alcaldesa del condado que apenas tiene 491 habitantes (ninguno de ellos afroamericano según un censo de 2010), respondió al comentario con una corta pero evidente aprobación al mismo. “Acabas de hacerme el día, Pam”, escribió Whaling. Seis palabras que sacaron a la alcaldesa del condado del anonimato y, de paso, la pusieron en el ojo del huracán por su reacción al comentario de su coterránea.

Pese a lo obvio que pudo ser para algunos el objetivo del comentario, tanto su autora como la alcaldesa de Clay desmintieron que fuera racista y dijeron que no fue hecho con la intención de agredir a Obama.

Whaling, quien según The Washington Post y New York Daily News ya no es más la alcaldesa de Clay, afirmó que en absoluto fue una reacción racista. "Me refería a que me había hecho el día por el cambio que tenemos en la Casa Blanca. Me disculpo sinceramente por el mal sentimiento que esto haya causado. Aquellos que me conocen saben que de ninguna forma soy racista”, afirmó la política a The Washington Post.

La autora del comentario quiso "aclarar" un poco más el objetivo de su comentario, y afirmó que lo que buscaba su comentario era exaltar la belleza física de Melania Trump, más no hablar del color de piel de la primera dama del país. “Pudo ser interpretado como racista, pero de ninguna manera tuvo esa intención”, dijo la promotora de una organización que busca el desarrollo del condado de Clay, y que al ser sin fines de lucro es financiada en buena parte por el Estado.

Aunque desde la Casa Blanca no se han pronunciado, el hecho puso en evidencia el latente racismo que aún afecta Estados Unidos y la lucha de muchos por evitarlo. Una petición electrónica pide que no solo Whaling sea despedida; también pide que la líder de la organización lo sea. La petición ha recolectado más de 85.000 firmas en pocas horas.