El crucifijo comunista que Evo Morales le regaló al Papa

El obsequio expresa la unión del mundo cristiano con las ideas marxistas.

Foto EFE

Uno de los momentos estelares de la visita del papa Francisco a Bolivia ocurrió cuando el presidente Evo Morales le regaló un crucifijo comunista. El pontífice observó el obsequió con suma extrañeza. La foto le está dando la vuelta al mundo. (Galería El protocolo sin protocolo de Evo Morales con el papa Francisco).

Un oportuno artículo de BBC Mundo cuenta la historia del obsequio. Se trata, según el artículo, de una réplica de una talla que el sacerdote jesuita Luis Espinal Camps (también cineasta y periodista) realizó en la década de los 70 para expresar la unión del mundo cristiano con las ideas marxistas.

Espinal Camps era director era en 1980 director de un semanario de línea editorial izquierdista denominado "Aquí". Murió asesinado después de ser torturado durante horas por agentes paramilitares. Antes de reunirse con el presidente Boliviano el pasado miércoles, Francisco oró por Espinal frente a las montañas en las que fue hallado su cuerpo sin vida.

Fue tanta la controversia y reacciones que generó en las redes sociales la imagen del Papa estupefacto frente al crucifijo comunista, que el portavoz del Vaticano, Federico Lombardi, tuvo que pronunciarse también. Aseguró que "el Papa no ha tenido una particular reacción a esto y no me ha dicho que manifieste particular reacción negativa a esto".

La agenda de Francisco en Bolivia se extenderá hasta este viernes. Durante la jornada del jueves celebró una misa en la ciudad de Santa Cruz y se encontró con el cardenal boliviano Julio Terrazas.

En Bolivia, sectores de oposición aprovecharon el episodio para críticar al presidente Morales. Por ejemplo, La diputada opositora boliviana Jimena Costa subió la fotografía del momento del obsequio con el mensaje: "¡De muy mal gusto!". El artículo de BBC Mundo dice que otros detractores del gobierno de Morales aprovecharon el incidente para acusar al mandatario de "ignorante", "irrespetuoso" y de "soberbio e incoherente" al hacerle un regalo de esas características al Papa.

Lea el artículo completo en BBC Mundo.

Temas relacionados