El Día D, 70 años después

Hoy, los dirigentes de países como Francia, Inglaterra, Estados Unidos y Rusia rendirán homenaje a los caídos durante la operación que cambió por completo el destino de la Segunda Guerra Mundial.

Un hombre con el uniforme del ejército de Estados Unidos durante la Segunda Guerra Mundial mira al mar en la costa norte francesa. / Fotos: AFP

Hoy, Europa conmemora 70 años del desembarco de Normandía, una fecha popularmente conocida como el Día D, que marcó el comienzo del fin de la Segunda Guerra Mundial, con la derrota de la Alemania nazi propinada por los aliados.

Las celebraciones, que principalmente se desarrollarán en la costa norte francesa, cuentan con la presencia de los líderes de Francia, Inglaterra, Rusia, Alemania y Estados Unidos, entre otros, que desde el jueves llegaron al país anfitrión para empezar el largo y sentido homenaje a las tropas aliadas caídas durante la invasión, que representó el primer paso para la liberación de Francia de manos del ejército nazi.

Se estima que al menos 1.000 soldados alemanes perecieron durante la invasión. Las bajas de los países aliados, que incluyeron soldados de Estados Unidos, Inglaterra y Canadá, fueron cuatro veces mayores, de acuerdo con los cálculos más bajos; algunas fuentes aseguran que más de 10 mil efectivos de las fuerzas invasoras murieron en las playas de Normandía.

Los actos de conmemoración comenzaron el jueves con la llegada a Francia de Isabel II, reina de Inglaterra, quien efectúa su quinta visita de estado a este país. La soberana fue recibida por el presidente francés, François Hollande, en calidad de huésped de honor. Ambos dirigentes rindieron tributo ante la tumba del soldado desconocido, ubicada en el Arco de Triunfo de París, para luego pasar a una entrevista privada de media hora en el Elíseo, sede oficial del gobierno francés. En la noche del viernes, la reina será homenajeada con una cena oficial a la que asistirán más de 200 invitados.

El Día D comenzó en la madrugada del 6 de junio de 1944 con un intenso bombardeo de los aliados a la costa francesa, operación que fue seguida por el despliegue de por lo menos 24 mil paracaidistas británicos que cayeron en suelo francés horas antes de que llegaran a tierra las primeras embarcaciones con más tropas y vehículos blindados.

Aunque a la larga el éxito del desembarco fue total, la operación tuvo varios contratiempos, ya que les tomó a los aliados varios días más de lo planeado terminar de asegurar las cabezas de playa, así como liberar a varias localidades francesas cercanas a la costa, principalmente la ciudad de Caen.

La conmemoración del desembarco también servirá como excusa para que algunos líderes europeos se encuentren con Vladimir Putin, presidente ruso, por primera vez después desde la anexión de Crimea. El jueves, Putin y David Cameron, primer ministro británico, sostuvieron una reunión privada en el aeropuerto Charles de Gaulle de París. El mandatario ruso cruzará camino con Barack Obama, su homólogo norteamericano, aunque no sostendrá ningún tipo de encuentro con éste.

Temas relacionados

 

últimas noticias