El duelo latinoamericano para presidir la OMC puede concluir el 7 de mayo

Los finalistas son el embajador de Brasil ante la OMC, Roberto Azevêdo, y el exministro mexicano de Comercio, Herminio Blanco.

El duelo latinoamericano por la dirección de la Organización Mundial de Comercio (OMC) puede finalizar el próximo 7 de mayo, día para el cual está previsto que concluya el proceso de consultas entre los 159 países miembros del organismo para seleccionar al candidato ganador.

Los finalistas son el embajador de Brasil ante la OMC, Roberto Azevêdo, y el exministro mexicano de Comercio, Herminio Blanco.

El presidente del Consejo General -máximo órgano de decisión de la OMC fuera de las conferencias ministeriales-, el embajador paquistaní Shahid Bashir, comunicó el plan para comenzar la tercera y última ronda de consultas el próximo miércoles y concluirla siete días después.

Si el proceso se desarrolla como se espera, el 8 de mayo se convocará una reunión para comunicar oficialmente el resultado al Consejo General, órgano que integran todos los países miembros de la organización multilateral de comercio.

Bashir, uno de los tres embajadores designados como responsables del proceso de selección, aseguró hoy a los países que los resultados que dieron a Blanco y Azevêdo el pase a la etapa final fueron "claros e inequívocos".

Quedaron en el camino los aspirantes de Indonesia, Mari Elka Pangestu; de Nueva Zelanda, Tim Groser; y de Corea del Sur, Taeho Bark.

Estos tres candidatos presentaron hoy sus renuncias, como lo hicieron anteriormente los de Costa Rica, Ghana y Jordania.

La única que ha insistido en no renunciar como candidata es la representante de Kenia, Amina Mohamed, quien ha criticado el proceso de selección por considerar que algunos países no respetaron las condiciones preestablecidas.

La búsqueda del consenso es la base del proceso de selección del sucesor del francés Pascal Lamy, quien el próximo 31 de agosto concluirá dos mandatos sucesivos de cuatro años cada uno frente a la OMC.

Además del número absoluto de apoyos, el principio del consenso depende de que el ganador cuente con el respaldo de países que representen a todas las regiones y distintos niveles de desarrollo socioeconómico.

A ese respecto, fuentes de la organización han explicado que "el consenso no implica que todos los miembros digan que sí a un mismo aspirante, sino que no haya objeciones contundentes".

Por esa razón se cree que la carrera por el liderazgo de la OMC sólo puede prolongarse si para el día 7 del próximo mes la distancia entre los apoyos recibidos por los dos candidatos finalistas es demasiado corta y existe un claro riesgo de que algún país puede oponerse abiertamente -llegando incluso a pedir una votación- a quien se declare como vencedor.

Temas relacionados