Maratón musical del Pacífico contra el coronavirus

hace 5 horas

El Estado Islámico reivindica la decapitación de un cooperante británico

Su decapitación sucede a otras dos en un mes: las de los periodistas estadounidenses también secuestrados en Siria, James Foley y Steven Sotloff.

Captura de imagen del video difundido por el Estado islámico/ EFE.
Captura de imagen del video difundido por el Estado islámico/ EFE.

El Estado Islámico (EI) reivindicó la decapitación de su tercer rehén occidental en menos de un mes, el cooperante británico David Haines, cuando Estados Unidos prepara una coalición internacional contra este grupo yihadista presente en Irak y Siria.

Los principales países movilizados contra el EI se reunirán el lunes en París en una conferencia internacional sobre Irak, en la que participará el secretario de Estado norteamericano, John Kerry, que en los últimos días obtuvo el apoyo de diez Estados árabes.

Con Londres y Washington a la cabeza, estos países reafirmaron su determinación de luchar contra los yihadistas tras la difusión del video que muestra el asesinato de Haines, de 44 años. 

En la grabación de 2 minutos y 27 segundos, titulada "Un mensaje a los aliados de Estados Unidos", el grupo yihadista reprocha al primer ministro británico, David Cameron, haberse sumado a Washington en Irak, donde realiza ataques aéreos contra el EI. "Usted ingresó voluntariamente en una coalición con Estados Unidos contra el Estado Islámico, al igual que su antecesor Tony Blair, siguiendo una tendencia entre nuestros primeros ministros británicos que no pueden encontrar el coraje de decir no a los estadounidenses", dice en inglés el verdugo, con la cara cubierta.

Este hombre, que podría ser el mismo que aparece en las ejecuciones de Foley y Sotloff, advirtió que esa alianza acelerará la "destrucción" de Gran Bretaña y la sumergirá en "otra guerra sangrienta" que no podrá ganar. Amenaza además con ejecutar a otro rehén británico.

Un asesinato "inmundo" 

Cameron denunció un "asesinato inmundo y repulsivo". "Haremos todo lo que está en nuestras manos para acorralar a estos asesinos y hacer que respondan de sus actos, tome el tiempo que tome", añadió. Cameron tenía previsto presidir el domingo una reunión ministerial de crisis (Cobra) para examinar la situación.

El presidente estadounidense Barack Obama expresó su solidaridad con Gran Bretaña y también prometió que perseguirá a los asesinos del cooperante y destruirá al EI. "El odioso asesinato de David Haines muestra una vez más hasta qué punto es necesario que la comunidad internacional se movilice", reaccionó Francia.

Dedicado a labores humanitarias desde 1999, Haines fue capturado en Siria en marzo de 2013, durante su primera misión para la ONG francesa Acted como responsable logístico del campo de refugiados de Atmeh, cerca de la frontera turca. Su familia había hecho un llamamiento el sábado a los secuestradores para pedirles su liberación.

Su hermano, Mike Haines, rindió homenaje a un "buen hermano (...) al que mataron recientemente a sangre fría". "Era y es amado por toda su familia y lo echaremos en falta terriblemente", dijo en un comunicado. El anuncio de la ejecución se produjo cuando Londres redobla esfuerzos ante la amenaza del Estado Islámico.

Ese país anunció el martes el envío de ametralladoras pesadas y munición por valor de dos millones de euros a las fuerzas kurdas de Irak para luchar contra los yihadistas. Antes de ese anuncio, ya había mandado a Irak ayuda humanitaria y armas provenientes de terceros países.

Cameron "tampoco excluye nada" acerca de ataques contra el Estado Islámico, declaró el jueves pasado su portavoz. El Estado Islámico proclamó un "califato" a finales de junio, liderado por el iraquí Abu Bakr al Baghdadi, que comprende amplios territorios conquistados en Irak y Siria.

Para luchar contra los yihadistas, Washington intenta organizar una amplia coalición internacional. Durante una intensa gira por la región, Kerry obtuvo el jueves en Yeda el compromiso, eventualmente militar, de diez países árabes, incluido Arabia Saudí. Australia anunció por su parte el domingo su participación en la coalición con el despliegue de 600 militares en los Emiratos Árabes Unidos.

Después de largas vacilaciones, Obama expuso el 10 de septiembre su estrategia contra el EI. Anunció una extensión de la campaña aérea estadounidense en Irak, donde se desplegarán un total de 1.600 militares para apoyar a las fuerzas armadas iraquíes en materia de equipos, formación e información.

Obama también manifestó su disposición a atacar al EI en Siria y se comprometió a incrementar la ayuda militar a los rebeldes sirios moderados que combaten a la vez contra los yihadistas y el régimen de Damasco.

516575

2014-09-14T09:15:59-05:00

article

2014-09-14T09:22:01-05:00

none

AFP

El Mundo

El Estado Islámico reivindica la decapitación de un cooperante británico

75

4524

4599

Temas relacionados