El expresidente israelí Katsav, condenado por violación en 2010, sale de la cárcel

El comité penitenciario que acordó su libertad condicional considera que ha pedido perdón a puerta cerrada.

El expresidente israelí Moshe Katsav (izquierda), es recibido por su familia a la salida de la cárcel. / AFP

El expresidente de Israel Moshe Katsav, que fue condenado a siete años de cárcel por un delito de violación y varias agresiones sexuales en 2010, ha salido en libertad condicional este miércoles del penal de Ramla (sureste de Tel Aviv) después de haber cumplido cinco años de reclusión. La decisión del comité penitenciario de indultos, que acordó su excarcelación con condiciones el pasado domingo, no ha sido impugnada por la fiscalía, de manera que las autoridades carcelarias ordenaron su inmediata salida de prisión. Katsav, de 71 años, se había negado hasta ahora a reconocer su culpabilidad en los hechos y a participar en programas de rehabilitación. En las últimas semanas pidió finalmente perdón por sus crímenes, según informó el comité, aunque solo lo hizo a puerta cerrada.

El exmandatario, que ejerció la más alta magistratura del Estado judío entre 2000 y 2007 hasta que fue suspendido en sus funciones para ser encausado, no podrá viajar al extranjero y permanecerá en situación de arresto domiciliario parcial entre las diez de la noche y las seis de la mañana hasta que se cumplan sus siete años de condena. Tampoco podrá hacer declaraciones a los medios de comunicación durante ese tiempo ni ejercer cargos u ocupar empleos en los que tenga bajo sus órdenes a mujeres. Estará además obligado a cursar estudios religiosos judíos, a participar en una terapia de grupo y a asistir a sesiones terapia con un psicólogo especializado.

Organizaciones feministas y de defensa de las mujeres contra las agresiones sexuales han criticado la decisión del comité penitenciario, ya que consideran que Katsav ha recibido un trato de favor al no haberse producido un reconocimiento público de su culpabilidad y por no haber pedido expresamente perdón a sus víctimas.

La abogada de la asociación israelí de centros de atención a las mujeres violadas Liat Klein, dijo a The Jerusalem Post que resulta inusual que un violador condenado salga en liberad condicional sin haber expresado remordimiento ante la sociedad. En su opinión, esta decisión quiebra el principio de reinserción. Katsav llevaba solicitando su excarcelación desde el pasado mes de agosto, pero los miembros del comité penitenciario y la fiscalía lo habían rechazado hasta ahora, precisamente por las razones citadas por la letrada de la asociación. El comité argumentó en su informe, según el diario Haaretz: "No hay duda de que el preso ha experimentado un cambio en la última sesión mantenida".

Una de las víctimas de Katsav —que fue su jefa de prensa en el Ministerio de Transportes— dijo tras conocer la decisión de su puesta en libertad condicional: "La sociedad israelí se ha situado al borde del precipicio". La misma mujer aseguró que el expresidente solo había perdido perdón en voz baja ante los miembros del comité penitenciario, según también el relato de Haaretz.

Katsav fue condenado en 2010 por violar y agredir sexualmente a una funcionaria del Minisiterio de Turismo, y por agresión y acoso sexual a una empleada de la residencia oficial de la Presidencia de Israel. También fue sentenciado por obstrucción a la justicia. Ingresó en prisión en diciembre de 2011.

 

últimas noticias