El informe sobre migración que desmiente a Trump

De acuerdo con esa entidad, la cifra de inmigrantes ilegales trabajando en Estados Unidos se ha mantenido estable desde 2009; a diferencia de lo que señala el candidato republicano.

Donald Trump, con el presidente mexicano, Enrique Peña Nieto. EFE

El candidato republicano a la Presidencia, Donald Trump, ha propuesto impedir el acceso de inmigrantes ilegales a Estados Unidos mediante medidas como la construcción de un muro entre México y ese país. Todo con el argumento de que migrantes se están quedando contrabajos que son, dice, para los ciudadanos de ese país y que el gobierno de Barack Obama no ha hecho sino abrirles las puertas.

Pero un informe del Pew Research Center lo desmiente: la cifra de inmigrantes ilegales trabajando en EE.UU. se mantiene estable desde 2009. En 2009, a un año de la crisis hipotecaria y ya con Barack Obama en la Presidencia, la cifra de inmigrantes ilegales trabajando en Estados Unidos era de 8.2 millones. Cinco años después, en 2014, esa cifra se mantenía estable y era, incluso, menor. (Ver informe)

Estos 8 millones representan, apenas, el 5% del total de trabajadores; aunque en sectores como el de la agricultura, los inmigrantes ilegales representan el 17% de la mano de obra; en el sector de la construcción, por su parte, representan el 13%. Lo que evidencia, a su vez, que los inmigrantes ilegales se dedican a labores muy distintas a las de los ciudadanos por nacimiento. Por ejemplo: un 23% de los estadounidenses trabajan en el sector salud y educación, una cifra que, entre los inmigrantes ilegales, llega, apenas, al 7%.

Estado por Estado, las cifras se hacen más complejas. En siete de los 50 Estados, Louisiana, Minnesota, Nueva Jersey, Pennsylvania, Utah, Virginia y Washington, la cifra de trabajadores ilegales creció. Mientras que en otros ocho Estados, Alabama, California, Georgia, Illinois, Kansas, Nevada, Carolina del Sur y Rhode Island, disminuyó. Por su parte, en 10 Estados, la mano de obra "ilegal" representa un porcentaje mayor al 5% del total de trabajadores. En Nevada, por ejemplo, esta cifra asciende al 10%, en California al 9% y en Texas al 8,5%.

Estos dos últimos son los Estados con la mayor población de ilegales. De un total de 11 millones de inmigrantes ilegales viviendo en Estados Unidos, 2,3 millones viven en California y 1,6 en Texas. Ambas, cifras muy superiores a la de Nueva York, por ejemplo, donde viven 775 mil inmigrantes ilegales. Aunque los mexicanos siguen siendo mayoría, entre los inmigrantes ilegales, su población ha disminuido hasta medio millón, entre 2009 y 2014, lo que pone en tela de juicio el susodicho muro entre México y Estados Unidos. En cambio, la cifra de inmigrantes ilegales de otras regiones, como Asia, se ha incrementado.  

 

últimas noticias

La Venezuela del carné de la patria

El nacimiento de las armas fantasmas