El informe sobre migración que desmiente a Trump

De acuerdo con esa entidad, la cifra de inmigrantes ilegales trabajando en Estados Unidos se ha mantenido estable desde 2009; a diferencia de lo que señala el candidato republicano.

Donald Trump, con el presidente mexicano, Enrique Peña Nieto. EFE

El candidato republicano a la Presidencia, Donald Trump, ha propuesto impedir el acceso de inmigrantes ilegales a Estados Unidos mediante medidas como la construcción de un muro entre México y ese país. Todo con el argumento de que migrantes se están quedando contrabajos que son, dice, para los ciudadanos de ese país y que el gobierno de Barack Obama no ha hecho sino abrirles las puertas.

Pero un informe del Pew Research Center lo desmiente: la cifra de inmigrantes ilegales trabajando en EE.UU. se mantiene estable desde 2009. En 2009, a un año de la crisis hipotecaria y ya con Barack Obama en la Presidencia, la cifra de inmigrantes ilegales trabajando en Estados Unidos era de 8.2 millones. Cinco años después, en 2014, esa cifra se mantenía estable y era, incluso, menor. (Ver informe)

Estos 8 millones representan, apenas, el 5% del total de trabajadores; aunque en sectores como el de la agricultura, los inmigrantes ilegales representan el 17% de la mano de obra; en el sector de la construcción, por su parte, representan el 13%. Lo que evidencia, a su vez, que los inmigrantes ilegales se dedican a labores muy distintas a las de los ciudadanos por nacimiento. Por ejemplo: un 23% de los estadounidenses trabajan en el sector salud y educación, una cifra que, entre los inmigrantes ilegales, llega, apenas, al 7%.

Estado por Estado, las cifras se hacen más complejas. En siete de los 50 Estados, Louisiana, Minnesota, Nueva Jersey, Pennsylvania, Utah, Virginia y Washington, la cifra de trabajadores ilegales creció. Mientras que en otros ocho Estados, Alabama, California, Georgia, Illinois, Kansas, Nevada, Carolina del Sur y Rhode Island, disminuyó. Por su parte, en 10 Estados, la mano de obra "ilegal" representa un porcentaje mayor al 5% del total de trabajadores. En Nevada, por ejemplo, esta cifra asciende al 10%, en California al 9% y en Texas al 8,5%.

Estos dos últimos son los Estados con la mayor población de ilegales. De un total de 11 millones de inmigrantes ilegales viviendo en Estados Unidos, 2,3 millones viven en California y 1,6 en Texas. Ambas, cifras muy superiores a la de Nueva York, por ejemplo, donde viven 775 mil inmigrantes ilegales. Aunque los mexicanos siguen siendo mayoría, entre los inmigrantes ilegales, su población ha disminuido hasta medio millón, entre 2009 y 2014, lo que pone en tela de juicio el susodicho muro entre México y Estados Unidos. En cambio, la cifra de inmigrantes ilegales de otras regiones, como Asia, se ha incrementado.