El lado positivo de las elecciones en EE.UU.

La votación para legalizar el cannabis a nivel estatal impulsa oportunidades de reforma en la región.

En Denver (Colorado) el uso recreativo de la marihuana es legal desde el pasado 15 de noviembre. AFP

El triunfo de Donald Trump en la elección presidencial es, sin duda, el resultado más dramático de las elecciones en los EE.UU. en 2016. La retórica que caracterizó la campaña de Trump —frecuentemente xenofóbica, teñida de racismo, y a menudo misógina— ha dejado temerosos a muchos en los Estados Unidos y en todo el mundo respecto a lo que pueda ocurrir en el futuro, especialmente en América Latina.

Pero la victoria de Trump no fue el único resultado del 8 de noviembre que resuena en todo el mundo. Ese mismo día, cuatro estados —California, Maine, Massachusetts y Nevada— aprobaron referendos que legalizaban y regulaban el consumo de cannabis para personas adultas, elevando a ocho el número de estados de los EE.UU. (más el Distrito de Columbia) que han votado por la legalización del cannabis (en Arizona, los votantes no aprobaron el referendo para la legalización).

De la noche a la mañana, el número de estadounidenses que viven en estados donde los votantes han optado por legalizar el cannabis saltó de 18 millones a casi 69 millones; uno de cada cinco estadounidenses vive actualmente en jurisdicciones donde las personas adultas pueden consumir cannabis legalmente.

Antes de noviembre de 2012—cuando Colorado y Washington se convirtieron en los primeros estados en aprobar referendos de legalización— ningún miembro de la Cámara de Representantes de los EE.UU. provenía de un estado que hubiera legalizado el consumo de cannabis para personas adultas. Cuando se inaugure el próximo Congreso en enero, 91 de sus miembros provendrán de estados donde este consumo es legal.

Además de los cuatro estados que votaron para legalizar a nivel general el consumo de cannabis por personas adultas, el 8 de noviembre otros tres estados —Arkansas, Florida y Dakota del Norte— votaron para aprobar el consumo de cannabis para fines médicos, mientras que en Montana los votantes aprobaron una iniciativa para ampliar el acceso bajo la ley existente del estado que permite el consumo medicinal de cannabis.

Significativamente, los tres nuevos estados que aprobaron el consumo de cannabis para fines médicos, al igual que Montana, votaron por Donald Trump para Presidente.

La legalización del consumo de cannabis por parte de adultos sigue siendo un fenómeno característico de estados “azules” (es decir, mayoritariamente Demócratas); pero no ocurre así con el acceso a cannabis para fines médicos.

Basándose en los resultados de la votación presidencial de la semana pasada, de los 18 estados que han aprobado el cannabis para uso médico (pero que aún no han legalizado el consumo de cannabis por parte de personas adultas o “recreacional”), ocho son estados “rojos” (Republicanos): los tres nuevos integrantes de la lista y Montana, más Arizona, Michigan, Ohio y Pennsylvania.

Un hito clave para el fin de la prohibición

Los exitosos referendos sobre el consumo de cannabis para adultos y su uso con fines médicos también expandieron el alcance geográfico de la legalización, siendo Maine y Massachusetts los primeros estados del nordeste en legalizar el consumo de cannabis por parte de adultos, mientras que Arkansas y Florida se convirtieron en los primeros estados del sur en aprobar robustas leyes de acceso al cannabis con fines médicos.

Lo que quizá resulta más importante —especialmente desde una perspectiva internacional— es que California se ha unido a las filas de los estados que han aprobado la legalización. Es difícil exagerar la importancia de California, no sólo debido al mero tamaño de su población y su economía, sino también debido a su papel como líder de las tendencias a nivel nacional, y al formidable lugar que ocupa en el imaginario mundial respecto a lo que significan los Estados Unidos. Ver artículo completo: (https://www.wola.org/es/analisis/el-lado-positivo-de-las-elecciones-en-los-ee-uu-votacion-para-legalizar-el-cannabis-nivel-estatal-en-los-ee-uu-impulsa-oportunidades-de-reforma-en-las-americas/)

La votación en California también significa que toda la costa del Pacífico de los Estados Unidos, incluyendo a Alaska, ha optado por la legalización en lugar de la prohibición. 

Coordinador Principal de WOLA