El lío de armar a los rebeldes

París y Londres quieren armar a los rebeldes sirios. Berlín se opone.

Los rebeldes sirios recibirían armas de algunos países de la UE.  / AFP
Los rebeldes sirios recibirían armas de algunos países de la UE. / AFP

La salida política a los más de dos años de guerra en Siria ya está descartada. Potencias de Occidente han reconocido a los opositores sirios como los legítimos representantes de su pueblo y les han brindado un apoyo indirecto. Pero ahora surge la idea de darles armas directamente, iniciativa que está causando divisiones en el corazón de la Unión Europea.

El presidente francés, François Hollande, es quien impulsa la idea. Sería su segunda iniciativa internacional contra el terrorismo, después de la intervención del ejército galo para liberar el norte de Malí de grupos yihadistas. Hollande ha argumentado que es necesario proveer de armas a los rebeldes para impedir que facciones islamistas vinculadas con Al Qaeda se tomen el poder en Siria.

Esta vez, a diferencia de Malí, Hollande no está solo. Tiene el apoyo del Reino Unido y ha anunciado que si la Unión Europea no llega a un consenso común en las próximas semanas, los gobiernos de París y Londres actuarán y asumirán “sus responsabilidades”.

Estados Unidos no se opone a la iniciativa. El secretario de Estado, John Kerry, ha anunciado que Obama evalúa y continuará evaluando todas las opciones adicionales para acabar con el régimen de Bashar Al Assad. El gobierno norteamericano le dará a la opositora Coalición Nacional Siria 45 millones de euros en “asistencia no letal”.

La jefa del gobierno alemán, Ángela Merkel, ha dejado en claro su oposición. Afirmó que no compartía en absoluto el giro dado por Francia y el Reino Unido y que le molestaba que trataran de arrastrar a los demás: “Sólo el hecho de que dos países hayan cambiado su posición no es suficiente para que los otros 25 los sigan”. También cuestionó la iniciativa, que podría avivar “las llamas del conflicto”.

La alianza París-Londres causa desequilibrios en la UE. David Cameron apoyaba antes a Merkel cuando se trataba de enfrentar a Hollande (que ya tiene el apoyo de países del sur, como España), pero cambió de bando. La canciller alemana ahora vuelve hacia sus aliados tradicionales, como Austria. Así, el conflicto sirio cambia el equilibrio en el máximo organismo continental de Europa.

últimas noticias