El negocio de la guerra en Siria

Cables filtrados por WikiLeaks revelan que la multinacional de defensa italiana, Finmeccanica, le vendió armas al régimen de Bashar al Asad durante las protestas.

A partir de este jueves siete periódicos del mundo, incluido público.es, comienzan a publicar más de dos millones de correos electrónicos enviados por miembros del gobierno de Siria. Uno de los primeros revela cómo las protestas, que estallaron hace más de un año, no fueron impedimento para que empresas que venden armas continuaran surtiendo al ejército sirio con lo último en tecnología.

Según un cable, la multinacional de Defensa italiana, Finmeccanica, firmó un contrato de colaboración en 2008 con las autoridades sirias para instalar el sistema de comunicaciones TETRA, usado en todo el mundo con fines militares, y siguió vendiéndoles tecnología cuando se iniciaron las protestas contra el régimen. En apenas tres años, Selex, filial de Finmeccanica, vendió 11.170 radios Puma T3 a los sirios, y además 3.484 radios VS3000 para instalar en coches, 1.407 para motocicletas, 60 para flota naval, 1.602 terminales fijos FC3000, y otros 30 AS3000 para helicópteros.

Existen varios correos electrónicos en los que se revela que los técnicos de la empresa griega Intracom (socia de los sirios en el contrato) tienen que transportar "a causa de la situación" radios a comisarías en las localidades de Barzeh y Mouadamia. Finmeccanica no decidió en ningún momento dar marcha atrás cuando se iniciaron las protestas y además colaboró indirectamente con compañías hoy vetadas por el embargo de la Unión Europea como la Syrian Petroleum Company (SPC).

Según demuestran los correos electrónicos descubiertos por WikiLeaks y publicados por "Público.es", ambas empresas siguieron colaborando con el régimen de Bashar al Asad en la puesta en marcha de TETRA durante 2012 pese a las revueltas que estallaron en marzo del año anterior.

TETRA (Terrestrial Trunked Radio), una herramienta supervisada por el European Telecommunications Standards Institute (ETSI), está concebida como una avanzada red sin hilos de comunicaciones pública y privada que permite transmitir datos multimedia a gran velocidad desde diversas plataformas fijas o móviles -teléfono, radio, vídeo o Internet- y múltiples localizaciones.

Finmeccanica es una empresa que cuenta con una participación del 30 % del Ministerio de Economía italiano, según la web de la empresa.

 

últimas noticias

De esta carne no comerás