El papa Francisco acepta la invitación a viajar a México

El presidente mexicano, Enrique Peña Nieto, hizo la invitación durante la reunión que mantuvieron en el Vaticano este sábado.

El papa Francisco ha aceptado la invitación a viajar a México que le hizo este sábado el presidente mexicano, Enrique Peña Nieto, durante la reunión que mantuvieron en el Vaticano.

Así lo anunció Peña Nieto en una comparecencia ante los medios de comunicación tras reunirse en el Vaticano durante 25 minutos con el pontífice.

"El primer propósito de mi visita era hacer una amable invitación en nombre de México al papa para que visitase el país, que ha aceptado, y nos ha dicho que tendrá ahora que ver las fechas y buscar el momento", afirmó Peña Nieto.

El presidente mexicano relató que dijo al papa que "esto era motivo de gran alegría, porque el pueblo de México en su gran mayoría es católico" a lo que el pontífice respondió: "Que (el pueblo) es católico, pero es especialmente guadalupano".

Peña Nieto también desveló que el papa le mostró que siente "un especial cariño al pueblo mexicano".

Sobre los temas que abordaron, Peña Nieto explicó que compartió con el pontífice argentino los esfuerzos que ha hecho su Gobierno "para el desarrollo social de los sectores menos favorecidos".

La lucha contra la pobreza y la atención a los emigrantes fueron otros de los temas de los que dialogaron, según Peña Nieto, en particular sobre las organizaciones tanto católicas como de la sociedad civil que se encargan de dar asistencia a los emigrantes mexicanos que van a otros países de Centroamérica o a Estados Unidos.

Peña Nieto compartió con el papa "la agenda de reformas" implementada por su Gobierno, como la educativa, fiscal y energética, y le manifestó el "firme deseo de respetar y apoyar la libertad religiosa".

También, agrego el presidente mexicano, se hizo referencia al problema de la seguridad, e informó a Francisco de que se han registrado "datos muy alentadores sobre disminución de violencia" en algunas áreas del país.

El Vaticano había informado en una nota de que durante las conversaciones "se pasó revista a algunos aspectos de la vida del país, entre ellos las numerosas reformas emprendidas, en particular la constitucional que concierne a la libertad religiosa".

A continuación, agregó el Vaticano, ambos abordaron "otros temas de interés común, como la emigración, la lucha contra la pobreza y el desempleo, así como las iniciativas encaminadas a combatir la violencia y el tráfico de drogas".

Por último, también hubo un intercambio de opiniones sobre temas relativos a la actualidad regional e internacional.

Peña Nieto llegó hoy al Vaticano procedente de Portugal en el marco de su gira por Europa, y la de hoy fue la primera reunión con el pontífice argentino, ya que el 19 de noviembre de 2013 el mandatario asistió a la misa de inicio de pontificado del papa, pero en esa ocasión sólo le saludó como el resto de jefes de Estado y de Gobierno tras la ceremonia.