El paracaidista discapacitado que conquista los cielos de Dubai

El deportista sufrió un grave accidente a sus 18 años que lo dejó en silla de ruedas.

Jarret Martin saltando desde un acantilado. Tomada de edition.cnn.com

Jarret Martin es un joven paracaidista que recalca la relevancia de las medidas de seguridad al momento de realizar un deporte extremo. Este estadounidense de 24 años de edad radicado en Dubai le contó su historia a la cadena CNN.

Martin recuerda ser apenas un adolescente cuando fue seducido por la adrenalina que descubrió al practicar el paracaidismo. Sin embargo este deporte por poco lo mata. A sus 18 años de edad sufrió una grave caída en un intento de velocidad de vuelo en Hawai, cuando trabajaba para una empresa de paracaidismo. El accidente lo dejó en coma con su espalda rota, su aorta desgarrada, los pulmones y riñones maltratados además con su cuerpo paralizado del pecho hacia abajo. Al despertar el joven solo le preguntó a los doctores: ¿cuándo puedo hacer paracaidismo de nuevo?, sin embargo le contestaron que quedaría en silla de ruedas permanentemente.

Antes de este trágico accidente Jarret había completado 2. 800 saltos. Al parecer su paracaídas no le funcionó al intentar hacer un híbrido entre parapente y salto base desde un acantilado. "Estaba probando cosas nuevas y mi paracaídas colapsó. Me caí un par de cientos de pies y me rompí la espalda y dañe muchos mis entrañas”.

"En medio de toda la acción y con un nuevo arnés especial que había construido, estaba volando durante unos 10 segundos y me di cuenta que no tenía suficiente altitud para desplegar el segundo paracaídas”.

A inicios de 2014 fue reconocido como la primera persona con discapacidad que realizó con éxito y sin ayuda un salto de 3 mil pies (914 metros) desde un acantilado de los fiordos noruegos. Dejó su silla de ruedas a la orilla del vacío y se lanzó sin esfuerzo, logrando maniobrar a la perfección su paracaídas en el aire. Además logró hacer 11 saltos bases desde diferentes estructuras de los fiordos.

Desde marzo de este año trabaja en el Skydive Dubai, uno de los centros de paracaidismo más reconocidos en el Medio Oriente y en el mundo en el cual se desempeña como aparejador de paracaídas (persona capacitada para guardar, mantener o reparar el paracaídas), siendo uno de los más calificados con los que cuenta Emiratos Árabes Unidos. En una competencia de este deporte impresionó con sus habilidades a las directivas de este centro deportivo en Dubai quienes no duraron en contratarlo de inmediato.

Martin es capaz de lanzarse desde un avión, caer en el mar y bucear, al igual que es una de tan solo dos personas con discapacidad con la facultad de completar un salto base (saltar desde un objeto fijo y no de una aeronave).

Jarret sabe que algunos clientes novatos se ponen nerviosos al verlo en silla de ruedas, a lo que responde que “es bueno que me vean y sepan que todo es posible”. “la parálisis que tengo no es nada común. O la sobrevives o no lo haces”.

Añadió que "la mitad de mi cuerpo sobrevivió y la otra mitad no. Es por eso que estoy en una silla de ruedas. Pero lo que haces después, habla mucho. Hay un montón de gente paralizada y que no hace nada por sí mismo”.

Debería estar muerto

"Yo debería haber estado muerto. Milagrosamente sobreviví”.

"Los médicos hicieron un buen trabajo para sanarme. Tomó bastante tiempo conseguir estar lo suficientemente sano como para salir de la cama y mucho más para entrar en un avión”.

A Martin le tomó un año rehabilitarse completamente en su ciudad natal Seatle. Decidió empezar a estudiar control del tráfico aéreo, pero tuvo problemas para conseguir un trabajo, por lo que decidió viajar a Florida con el fin de convertirse en un aparejador de paracaídas principal.

"Yo era responsable de mi equipo ese día de mi accidente en Hawaii. Lo que me ha hecho una persona más preocupada por los detalles y la seguridad hoy en día, no solo compruebo que todo esté bien una vez, por lo general hago tres chequeos y consulto a otras personas calificadas antes de que los clientes hagan un salto”, explicó.

"Cuando me lesioné pensé que nunca llegaría a ir a Dubai y ver todas las cosas interesantes allí. Así que estar en Dubai en estos momentos es realmente un sueño hecho realidad", dice Martin, quien anualmente realiza aproximadamente 200 saltos.

"Nunca pensé que sería posible trabajar aquí, en mi condición, pero era algo que no quería dejar de hacer así que cualquier cosa podía pasar. Con ese accidente me di cuenta de la pasión que tengo por este trabajo y deporte”.

"Mi abuelo y mi padre eran paracaidistas. He estado toda mi vida en esto, por lo que incluso algo tan dramático como estar paralizado, no me va a reducir las ganas”. "Si hay voluntad, hay un camino. He encontrado el camino y es impresionante para seguir haciendo lo que me gusta."
 

529398

2014-11-24T18:37:56-05:00

article

2014-11-25T01:36:36-05:00

none

Redacción Internacional

El Mundo

El paracaidista discapacitado que conquista los cielos de Dubai

64

5264

5328

Temas relacionados