El partido alemán antimigrante, en crisis por un parlamentario antisemita

Wolfgang Gedeon defendió a quienes niegan el Holocausto judío. Su partido, que representa a la derecha euroescéptica del país, intentó sacarlo y terminó dividiéndose.

Wolfgang Gedeon, político alemán y miembro del partido Alternativa para Alemania (AfD). /EFE

Alternativa para Alemania, una formación política fundada en 2013, ha venido registrando cierto éxito en las elecciones regionales. Logró siete escaños en el Parlamento Europeo en 2014 y quedó a las puertas del parlamento alemán en las elecciones de 2013. Las encuestas más recientes les daban un apoyo popular de 15%. A pesar de que sus números siguen siendo bajos y su presencia en los entes más poderosos casi nula, Alternativa para Alemania se ha ganado una plaza política con un discurso escéptico sobre la Unión Europea y en oposición a la migración, justo en momentos en que el Reino Unido se separa del bloque y en que cientos de miles de migrantes llegan a Europa.

Alternativa para Alemania es uno de los representantes de una nueva derecha, asociado en ocasiones con la ultraderecha, y pese a su éxito reciente ahora atraviesa una crisis política. Y, en buena parte, de valores. Uno de sus parlamentarios regionales en Bade-Wutenberg, uno de los estados al sur del país, está en la mira por sus declaraciones antisemitas: Wolfgang Gedeon aseguró en uno de sus libros (“Comunismo verde y la dictadura de las minorías”, publicado en 2012) que quienes negaban el Holocausto judío —quienes dicen que no existió o que fue una verdad plantada— son disidentes y que el Holocausto mismo se ha convertido en una “religión civil de Occidente”. Al circular de nuevo dichas declaraciones, después de que Gedeon obtuviera un escaño regional en marzo, el partido enfrentó severas críticas por permitir el antisemitismo entre sus filas. Negar el Holocausto, como sugirió Gedeon, es un crimen en Alemania.

Jörg Meuthen, líder del partido en esa región y además colíder del partido a nivel nacional, propuso expulsarlo para dejar claro que el partido no permitía el antisemitismo. Sin embargo, no obtuvo los votos necesarios y, luego de intensas discusiones con aquellos que defendieron a Gedeon, decidió crear una nueva formación con los que votaron a favor de su expulsión, que fueron 13 parlamentarios: Alternativa para Bade-Wutenberg. Dijo Meuthen: “No sé cómo (los parlamentarios que votaron contra la salida de Gedeon) pueden tener dos opiniones al mismo tiempo sobre esto. Cualquiera que lo lea puede darse cuenta de que es claramente antisemita. Nosotros somos Alternativa para Alemania, los otros son antisemitas para Alemania”.

De manera voluntaria, Gedeon se retiró del partido esta semana. Sin embargo, quedan en pie los parlamentarios que apoyaron la continuación de Gedeon y que hoy son calificados como laxos por ser permisivos.

A nivel nacional, el partido está dividido entre Meuthen y Frauke Petry, quienes comparten el liderazgo del partido. Algunos analistas sugieren que Petry ha protegido a Gedeon en todo este escándalo y de hecho Meuthen ha pedido que sea vetada de las actividades del partido en Bade-Wutenberg. Otro de sus miembros, Bern Lucke, eurodiputado y fundador de la formación, se retiró el año pasado en protesta por el camino que iba tomando el partido.