El primer juez musulmán de EE.UU.

Se llama Abid Qureshi y puede convertirse en el primer juez federal musulmán de Estados Unidos. El presidente Barack Obama hizo su histórico nombramiento para que ocupe un cargo en la Corte Federal del Distrito de Columbia (donde se encuentra Washington, la capital).

Abid Riaz Qureshi estudió derecho en Harvard y Cornell en la década de 1990. Archivo particular

“Estoy encantado de nominar a Qureshi para servir en la Corte de Distrito de Estados Unidos”, dice el comunicado de Obama. “Sé que servirá a los estadounidenses con integridad y con un firme compromiso hacia la justicia”. Qureshi trabaja en la actualidad en el sector privado para un despacho de abogados de Washington y está especializado en casos de fraude en el sector médico.

A pesar de que la confirmación del primer juez federal musulmán es incierta, los republicanos han bloqueado ya varios nombramientos de Obama para el poder judicial, incluido el de un juez del Supremo. Su elección coincide con una campaña por la Presidencia que ha estado marcada por la inmigración y los ataques xenófobos del candidato republicano, Donald Trump.

La decisión de Obama contrasta con propuestas del empresario que aspira a sucederlo y que van desde construir un muro en la frontera con México para reducir la inmigración ilegal hasta prohibir la entrada en el país a inmigrantes musulmanes. Trump también ha acusado a un juez de no ser imparcial por tener supuestamente ascendencia mexicana (el magistrado Curiel nació en Illinois) cuando estudiaba uno de sus casos pendientes, y en los últimos meses se ha visto obligado a distanciarse de candidatos vinculados a grupos supremacistas.

“La nominación de Abid Qureshi envía un mensaje de inclusión que es bienvenido por la comunidad musulmana de Estados Unidos y por todos los estadounidenses que valoran la diversidad y el respeto mutuo en un momento en el que hay quienes buscan la división y la discordia”, asegura en un comunicado Nihad Awad, director ejecutivo del Council on American-Islamic Relations. “Si es confirmado, Qureshi se unirá a los cientos de miles de musulmanes estadounidenses que sirven a sus conciudadanos y a la nación”.

Qureshi, graduado de la Escuela de Derecho de la Universidad de Harvard en 1997, puede ser uno de los últimos jueces nombrados por el presidente Obama, que ha hecho de la diversidad una de sus prioridades a la hora de elegir a sus candidatos. El mandatario ha designado a más mujeres, hispanos y afroamericanos que ninguno de sus predecesores.

Incluso si Qureshi no es confirmado antes de que Obama deje el poder en enero, puede volver a ser nominado para el mismo cargo en caso de que la candidata demócrata, Hillary Clinton, gane las elecciones de noviembre y decida respetar la decisión de su antecesor.

“Felicito al presidente Obama por dar este importante paso al seguir eligiendo a los mejores y los más brillantes de cada comunidad para que formen parte de los tribunales de nuestro país”, dijo en un comunicado la directora ejecutiva de Defensores de los Musulmanes, Farhana Khera.

“Una bancada judicial que refleje la diversidad de nuestra nación ayuda a asegurar la administración justa de la ley y es vital que los musulmanes estadounidenses estén incluidos”, agregó.

Temas relacionados