El rápido fracaso de la tregua anunciada por la coalición árabe en Yemen

El secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, urgió ayer domingo a los rebeldes hutíes y a otras partes en conflicto a sumarse a la tregua humanitaria unilateral.

No es la primera vez que fracasa una tregua humanitaria en Yemen, la noche del 11 de julio se rompió el cese al fuego declarado por la ONU.EFE

 La tregua humanitaria anunciada por Arabia Saudí fracasó pocas horas después de su entrada en vigor anoche, con la reanudación hoy de los combates y los bombardeos de la aviación de la coalición liderada por Riad, según denunciaron los rebeldes hutíes (chiíes).

El portavoz de la "resistencia popular", que engloba las facciones que luchan contra los rebeldes en Adén, Ali al Ahmadi, acusó por su parte en declaraciones a Efe a los combatientes hutíes de violar la tregua treinta minutos después de su entrada en vigor en esta ciudad sureña.

Al Ahmadi precisó que los hutíes bombardearon con proyectiles de mortero y misiles katiusha varios barrios de la urbe, como el de Dar Saad, lo cual hizo que la coalición árabe respondiera bombardeando las posiciones desde donde los rebeldes estaban atacando.

Testigos de la zona informaron a Efe de que los hutíes bombardearon las cercanías del aeropuerto de Aden con misiles katiusha desde sus posiciones al norte de la ciudad, lo cual hizo que la coalición les atacara.

Por otra parte, fuentes de la resistencia informaron a Efe de que al menos 11 de sus combatientes fallecieron hoy y otros 40 resultaron heridos cuando la coalición bombardeó por error los alrededores de la base de Al Anad, bajo control de los hutíes, en la provincia de Lahesh, en el sur del Yemen.

El miembro de la oficina política del movimiento hutí, Fadl al Mutaa, dijo que su grupo "no respetará ninguna tregua ni la pedirá porque es la víctima de este conflicto y no quien lo inició".

En declaraciones a Efe, Al Mutaa pidió que se suspendan de forma definitiva los bombardeos de la coalición árabe, que comenzaron hace cuatro meses contra los rebeldes, después de que estos expulsaran de Yemen al Gobierno del presidente Abdo Rabu Mansur Hadi.

La televisión Al Masira, que depende de los hutíes, aseguró que los rebeldes, apoyados por fuerzas aliadas, continuaron sus avances en varias zonas del Yemen, especialmente en la comarca de Mashraa, en la provincia de Taiz, y en Al Wahat y Sabr, en la provincia de Lahesh, ambas al sur del país.

La cadena también informó de que la coalición continuó hoy sus bombardeos sobre algunas zonas en las provincias meridionales de Adén y Lahesh, y en Haya, en el noroeste del Yemen.

Mientras, los cazas de la coalición sobrevolaron la provincia septentrional de Saada, principal bastión de los hutíes, y la capital yemení, Saná, que se encuentra bajo su control desde el pasado mes de septiembre.

Asimismo, Al Masira agregó que los combatientes hutíes dispararon proyectiles al otro lado de la frontera con Arabia Saudí y que alcanzaron los cuarteles militares de Amshih y Al Mazab, y la zona de Al Jauyara, en la provincia saudí de Yizán, en el sur del país.

El secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, urgió ayer domingo a los rebeldes hutíes y a otras partes en conflicto a sumarse a la tregua humanitaria unilateral anunciada por Riad, suspendiendo sus operaciones militares y no aprovechando esta pausa para mover armas o hacerse con más territorio.

La coalición que encabeza Arabia Saudí había anunciado una tregua humanitaria de cinco días a partir de las 23.59 hora local (20.59 GMT) del domingo, para permitir el reparto de suministros y la asistencia a los civiles en las zonas más afectadas por la violencia.

Los rebeldes hutíes, que son el principal blanco de la operación militar árabe, dijeron ayer, a pocas horas del comienzo de la tregua, que no habían sido informados oficialmente de la misma y que, por tanto, no habían tomado una decisión al respecto.

La Oficina de Coordinación de Asuntos Humanitarios de la ONU (OCHA) denunció que las consecuencias humanitarias del conflicto en el Yemen son "catastróficas" y que la ciudad costera de Adén, la segunda más importante del país, está "devastada".

En un comunicado emitido hoy, el coordinador de la OCHA en Yemen, Johannes van der Klaauw, indicó que la infraestructura básica del país, incluidos hospitales, escuelas y puertos, ha resultado dañada.

Asimismo, reiteró su petición a todas las partes en conflicto para que cesen sus ataques a los civiles y a la infraestructura, vital para suministrar los bienes y servicios básicos a la población.

La anterior tregua, auspiciada por la ONU, tuvo lugar a mediados de julio, pero fue violada por ambos bandos y no fue aceptada por la coalición árabe, que sí ha permitido la llegada de algún cargamento de suministro humanitario al Yemen por mar y aire.

Temas relacionados