El skate que libera a las niñas afganas

La ONG Skateistan, creada hace seis años por el australiano Oliver Percovich, promueve este deporte para empoderar a las mujeres e incentivar la educación. Atiende a 1.200 jóvenes cada semana.

AFP

 A las mujeres en Afganistán se les prohíbe andar en bicicleta, conducir un carro o mantener una empresa con un hombre que no es su familiar. Sin embargo, las restricciones culturales a las que son sometidas desde pequeñas no contemplaron el skate, un deporte cuya alma es una patineta. Y fue precisamente un hombre el que llevó esta nueva práctica al suelo afgano y la convirtió en una vía de liberación, de sanación y de reconciliación con la sociedad.

Gracias a la ONG Skateistan, las niñas afganas que pertenecen a familias marginadas y desplazadas pueden ejercitarse y divertirse en un centro deportivo destinado exclusivamente al skate. Su creador: Oliver Percovich, un australiano que en 2007 llegó a Kabul, cuando su novia fue trasladaron a la capital de Afganistán. En sus ratos libres se la pasaba en la calle montado en su patineta mientras los niños atónitos lo observaban. Era toda una novedad. Maravillados, los pequeños se aglomeraban para verlo pasar y otros más curiosos quisieron recibir lecciones.

Poco tiempo después, Percovich se lanzó a la aventura de crear una escuela de patinaje sin fines de lucro, el primero de su tipo en el país. Tres tableros que trajo consigo desde Australia le sirvieron para iniciar sus primeras clases a un puñado de jóvenes en las calles de Kabul. Más adelante, tras el éxito de la convocatoria, se propuso construir un complejo llamado Skatepark para seguir dictando las lecciones y poder practicar.

El terreno fue donado por el Comité Olímpico Nacional de Afganistán en octubre del 2009. Luego de seis años de funcionamiento, hoy la organización cuenta con sedes en Afganistán, Camboya y Sudáfrica, implementa un plan de estudios en artes y liderazgo y atiende a 1.200 jóvenes y niños cada semana, de los cuales el 40% son mujeres. El gran porcentaje femenino llamó la atención de la fotógrafa Jessica Fulford-Dobson, quien ve la práctica de este deporte en Afganistán como una forma de empoderamiento y de lucha por la igualdad de género. Skateistan se ha convertido en una herramienta para superar esas profundas barreras sociales y académicas de las que son blanco, en su mayoría, las mujeres.

Trabajos como este también han sido resaltados por diversas organizaciones por su aporte educativo, ya que Afganistán tiene una de las tasas de alfabetización de las mujeres más bajas del mundo.

Durante semanas, Fulford-Dobson se internó en el complejo deportivo y captó con su lente los rostros de las niñas que practican skate. Su exposición fotográfica titulada “Skate girls of Kabul”, que ya ha recibido galardones como el Taylor Wessing Photographic, es exhibida hasta mañana en el Saatchi Gallery, en Londres. La muestra audiovisual es patrocinada por la empresa de telecomunicaciones de Afganistán Roshan, que por primera vez apoya una exposición en un reconocido recinto de arte internacional.
En la página de internet www.jessicafd.com se pueden apreciar algunas de las imágenes.

Lea la historia completa aquí

Temas relacionados
últimas noticias