El sueño chino de Ortega

Empresarios del país centroamericano cuestionan vacíos en leyes sobre canal interoceánico. El proyecto de ley que autoriza su construcción será aprobado por la Asamblea esta semana.

El presidente de Nicaragua, Daniel Ortega, espera la aprobación del proyecto de ley para la construcción del canal. / EFE
El presidente de Nicaragua, Daniel Ortega, espera la aprobación del proyecto de ley para la construcción del canal. / EFE

La empresa de origen chino HK Nicaragua Canal Development Investment Co. Limited (HKND Group) informó a través de un comunicado que “está lista para proceder con la construcción del canal interoceánico nicaragüense”, valorado en US$40.000 millones, y, ante las críticas de distintos sectores, destacó su experiencia en un proyecto que podría estar listo en el año 2019.

La falta de información sobre la experiencia del HKND Group en grandes proyectos de infraestructura ha sido criticada en Nicaragua por distintos sectores políticos y ambientalistas. Al respecto, el grupo respondió de la siguiente manera: “El equipo de HKND Group cuenta con una amplia experiencia en desarrollo de infraestructura y gestión de construcción”; sin embargo, siguen creciendo las dudas sobre la megaobra. Opositores pertenecientes al Partido Liberal dicen que no se puede entregar “un proyecto de tal envergadura a una empresa que apenas fue creada diez meses atrás”. La empresa se constituyó a las 10 de la mañana del 15 de noviembre de 2012, bajo el registro número 43,746-B5.

Ahora los empresarios se unen a las críticas. La cúpula empresarial de Nicaragua cuestionó a una comisión de diputados sobre los vacíos que presentan las leyes propuestas por el presidente Daniel Ortega para entregar a una empresa china la construcción de un canal interoceánico en una concesión hasta por 100 años.

La definición de las áreas de concesión, la expropiación de propiedades y el manejo de los impuestos son tres puntos que el Consejo Superior de la Empresa Privada (Cosep) puso sobre la mesa ante la Comisión de Infraestructura de la Asamblea Nacional, que dictamina las leyes propuestas por el Ejecutivo.

“Mientras no se definan en el estudio de factibilidad las áreas específicas de este proyecto (ruta del canal), Nicaragua (entera) está bajo concesión, y debemos trabajar para que esto no atrase los procesos de inversión”, dijo el presidente del Cosep, José Adán Aguerri, a periodistas.

El representante de los empresarios brindó sus declaraciones después de una reunión de consulta hecha por la Comisión de Infraestructura con distintos sectores empresariales y estatales. Aguerri mencionó que “va a ser muy difícil para un inversionista venir a Nicaragua si no va a tener la certeza de si un área puede ser expropiada o no”.

Hasta ahora el proyecto del canal no tiene una ruta establecida, ya que no se han hecho los estudios de factibilidad, según dijo el presidente Daniel Ortega en mayo pasado. El método de las expropiaciones para la construcción del canal preocupa a los empresarios, porque el Ejecutivo propuso confiscar las tierras basado en su valor catastral y, si tienen valor comercial, se pagará conforme la conveniencia del concesionario del canal. “Entendemos que se está buscando que la gente no empiece a especular (con el valor de las tierras), pero tenemos que buscar un equilibrio”, expresó Aguerri.

El Gobierno presentó con algarabía a la nueva ola de inversionistas chinos interesados en hacer negocios y sacar de la miseria a Nicaragua. La empresa china Xinwei, por ejemplo, hará una millonaria inversión —más de US$2.000 millones— en el sector de las telecomunicaciones de Nicaragua. Pero su sede en Managua permanece vacía...

Temas relacionados

 

últimas noticias