La importancia de los archivos para construir la verdad del conflicto armado

hace 3 horas

Elecciones en Chile, el primer 'round'

Los nueve candidatos a la presidencia de Chile debatieron por primera vez desde que comenzó la campaña. Crece apoyo al movimiento estudiantil.

(De izquierda a derecha) Los candidatos presidenciales chilenos Evelyn Matthei, Ricardo Israel, Marco Enríquez Ominami, Marcel Claude, el periodista y moderador el evento Luis Pardo, Michelle Bachelet, Roxana Miranda, Franco Parisi, Alfredo Sfeir y Tomás Jocelyn-Holt, durante el debate presidencial radiofónico organizado por la Asociación de Radiodifusores de Chile (ARCHI). / EFE

Educación, impuestos y protección social fueron los temas sobre los que debatieron, por primera vez desde que comenzó la carrera presidencial en Chile, los nueve candidatos que aspiran a suceder al presidente Sebastián Piñera en La Moneda.

Desde hace dos años los movimientos sociales, especialmente de estudiante y profesores, han sido un dolor de cabeza para el gobierno chileno, por eso, este debate resulta clave para las elecciones que se realizarán el próximo 17 de noviembre.

La gran expectativa del encuentro fue la participación de la favorita, según las encuestas, Michelle Bachelet, expresidenta y exdirectora de ONU Mujeres, quien se había negado a participar en otros debates. Según los sondeos realizados en el país, Bachelet se perfila como la más segura ganadora de los comicios.

A pesar de la controversia entre Evelyn Matthei del Partido Unión Demócrata Independiente (UDI) y el independiente socio liberal Franco Parisi, en el que el candidato a la derecha acusó a Parisi de no pagar las cotizaciones a la seguridad social de sus empleados, todos los ojos y todas las flechas apuntaban a Bachelet.

La exmandataría reconoció haber cometido errores durante su gobierno (2006-2010), aunque justificó algunas de sus decisiones impopulares y acusó a sus oponentes de distorsionar sus palabras. "Creo en la buena política, fui a (elecciones) primarias, donde un millón y medio de chilenos me apoyó. Nunca caeré en la pelea chica, robar cámara ni descalificar a mis adversarios. No hago promesas, sino compromisos", enfatizó.

 

El cruce de acusaciones (políticas y personales) también marcaron el debate, sobre todo entre los cuatro candidatos mejor posicionados: Michelle Bachelet (Nueva Mayoría), Evelyn Matthei (Alianza), Franco Parisi (independiente), Marco Enríquez-Ominami (Partido Progresista). Y también a los cinco aspirantes con menor respaldo: Ricardo Israel (Partido Regionalista Independiente), Marcel Claude (Partido Humanista), Alfredo Sfeir (Partido Ecologista Verde), Tomás Jocelyn-Holt (independiente) y Roxana Miranda (Partido Igualdad).


Renovación en el Senado

Algunos de los líderes de las protestas estudiantiles de Chile como Giorgio Jackson y Camila Vallejo también tienen posibilidades de ser elegidos al Congreso. Aunque en teoría Chile volvió a la democracia en 1990 cuando el dictador Augusto Pinochet cedió el poder al presidente democráticamente electo, Patricio Aylwin, las leyes electorales quedan atrapadas en un conjunto de normas establecidas en la dictadura, que fueron diseñado para ayudar a los de la derecha a mantener una parte desproporcionada del poder. Pinochet se hizo un "senador vitalicio", y miembros de alto nivel del ejército se hicieron "senadores designados", lo que significaba que podían vetar las reformas en el Senado.

La Constitución de la época de Pinochet sigue obstaculizando el proceso democrático chileno, y analistas y otras voces del país, aseguran que para los independientes como Jackson o candidatos de partidos pequeños resulta muy difícil ser elegidos.

Sin embargo, los disturbios y las luchas internas dentro de la derecha política han dañado la coalición gobernante 'Alianza' (liderada por el empresario rico Sebastián Piñera) durante el año pasado, preparando el camino hacia el regreso de Bachelet y la elección de una lista de los candidatos progresistas menos conocidos en Chile. Jackson sostiene que todos estos progresistas (él siendo uno de ellos) - sean dirigentes sindicales, ambientalistas o estudiantes – así como Bachelet, "tienen una gran cantidad de temas que los unen".

En 2011, Jackson, un joven de 26 años de edad, fue la figura insigne de las mayores protestas en Chile desde el fin de la dictadura de Pinochet. Llevó a cientos de miles de estudiantes a manifestarse por el derecho a una educación universitaria gratuita y de mejor calidad.
Por su parte, Camila Vallejo ha dicho “que el gobierno chileno ha tratado siempre la educación como una mercancía que distorsiona inmediatamente el objetivo principal: educar, no obtener beneficios”, y sostiene que el sistema actual también “genera una segmentación socioeconómica brutal... en otras palabras, los niños que nacen pobres van a recibir una educación pobre y seguirán siendo pobres”.

Por el momento, parece que el camino está listo para el regreso de Bachelet a La Moneda y la llegada del movimiento estudiantil al Congreso.

 

Temas relacionados