Elecciones a precios bajos

El 8 de diciembre se eligen alcaldes en Venezuela. Las medidas que ha tomado el Gobierno son calificadas de populistas, pero otros dicen que eran necesarias y pertinentes.

Varias personas salen tras comprar electrodomésticos en una de las sedes de la cadena de tiendas Daka, en Caracas (Venezuela). / AFP

A menos de un mes de celebrarse la segunda gran batalla electoral en Venezuela, después de la muerte del expresidente Hugo Chávez, su sucesor, Nicolás Maduro, arremetió con mano dura en contra de la usura de algunos comercios de electrodomésticos y amenazó con revisar también los precios de las tiendas de calzado, carros y alimentos, para multar, abrir procesos judiciales en contra de sus dueños o decomisar toda la mercancía y venderla “a precios justos”. El pronunciamiento desató focos de disturbios y un saqueo en la tienda Daka de Valencia.

Esta intervención forma parte de un paquete de medidas económicas que ha venido tomando el gobierno central con el fin de enfrentar lo que entiende como “una inflación manipulada” y que golpea el bolsillo de la población en el vecino país debido a la política cambiaria y sus consecuencias negativas en medio de una guerra declarada y no tan silenciosa a la empresa privada. En Venezuela, la inflación registrada en septiembre fue de 4,4% y en agosto se ubicó en 3%, según cifras del Banco Central. La inflación acumulada de los primeros nueve meses del año es de 38,7%, por encima del 11,5% obtenido para el mismo período del año anterior.

Ahora, con listas de espera de hasta 3.000 personas que se han apostado durante días a las afueras de estos locales donde venden hornos, neveras, televisores o reproductores Blu-ray, y que han llegado a escribir los números de su puesto en la fila sobre su piel, el ánimo de los ciudadanos se ha encendido en las calles y redes sociales. Unos apoyan las medidas presidenciales en contra de la especulación, el acaparamiento y el remarcaje de precios, otros consideran que se trata de pañitos de agua tibia.

En palabras breves, según sus detractores, populismo puro antes de las elecciones a alcaldes del próximo 8 de diciembre, como dijo en una entrevista el economista Alejandro Oliveros. Según sus seguidores, una medida administrativa, no sólo acertada y pertinente, sino una deuda pendiente del Estado, como señaló el politólogo Nicmer Evans. Y en medio: la polarización que vive Venezuela desde que Chávez comenzó a hablar de revolución.

Se trata apenas del último capítulo que le ha tocado vivir a la República Bolivariana con Maduro como presidente, quien después de casi un año al frente del Ejecutivo, semana tras semana activa una nueva cosa para tratar de cambiar la historia. La anterior: dio crédito a una imagen que supuestamente mostraba el rostro de Hugo Chávez en los túneles subterráneos del Metro de Caracas. Antes de esa: la creación del Viceministerio de la Suprema Felicidad Social del Pueblo, que debe velar por el cabal cumplimiento de las misiones sociales.

“Los desaciertos de Maduro como presidente abundan y es difícil determinar cuál es peor, pero creo que ha sido este último: asegurar que hay una guerra económica supuestamente diseñada desde ‘la derecha y la burguesía venezolana’ y contrarrestarla con un control de precios que sólo logrará crear un clima de caos”, afirmó la doctora en ciencias políticas y profesora universitaria María Teresa Romero, para quien el remedio será peor que la enfermedad, porque aunque, según ella, estas medidas contarán con el favor de sus votantes, después será inminente una nueva devaluación de la moneda.

Ocho meses después de haber elegido a Maduro como su presidente, en Venezuela existe una escasez aún no controlada de productos de primera necesidad como leche, papel sanitario o harina de maíz precocida, y el Gobierno, ante los ataques de la oposición y el efecto negativo que han producido en la opinión pública el desabastecimiento y la inflación, optó por hablar de una guerra orquestada desde Fedecámaras y Consecomercio, los organismos que agremian a los empresarios del país. Todo esto a sólo tres semanas de las próximas elecciones de alcaldes.

El presidente de Consecomercio, Mauricio Tancredi, respondió en una entrevista radial diciendo que al gremio lo inquieta no tener la posibilidad de colocar productos en los anaqueles: “Hemos hablado de la necesidad de que se despenalice el mercado cambiario, de que se abran las posibilidades para los productores nacionales y los importadores de productos terminados, que tengan acceso a divisas para convertirlas en productos”.

En cambio, Maduro anunció medidas entre las que resaltan, a través de la Ley Habilitante, fijar precios con límites porcentuales de ganancias, elevar la pena máxima para los especuladores y la puesta en marcha del Centro Nacional de Comercio Exterior. La semana anterior, el jefe del Órgano Superior para la Defensa Popular para la Economía, mayor general Herbert García Plaza, explicó que los resultados de la inspección sorpresa en 47 contenedores de uno de los puertos principales de Venezuela arrojó una estafa de casi US$11 millones por parte de diferentes empresas privadas.

El Indepabis fue una institución creada durante el último gobierno de Chávez para fiscalizar, a partir de denuncias de los ciudadanos, a las empresas involucradas en abusos, fraudes o estafas de diversa índole. Su presidente hoy, Eduardo Samán, es uno de los responsables de hacer una revisión exhaustiva a las grandes cadenas de electrodomésticos por toda Venezuela.

Visto el arrasamiento de los productos en los últimos días, con miles de personas acudiendo en masa a todos los establecimientos en busca de su lavadora o su televisor a “precio justo”, no tuvo más remedio que pedirle a parte de la población “no salir desesperadamente a comprar productos en las tiendas inspeccionadas”. En una sociedad histórica y altamente consumista, tres semanas de inspección y ventas de rebajas pueden ser claves para el resultado de la próxima batalla electoral, esa que le serviría al gobierno de Nicolás Maduro para legitimarse luego de un triunfo muy estrecho en los comicios presidenciales.

 

Temas relacionados

 

últimas noticias