¿Embajador francés rechazado por ser gay?

Aunque el Vaticano aún no ha dado una declaración formal todo apunta a que la orientación sexual de Laurent Stefanini sería el motivo para que no sea aceptado como embajador.

AFPLaurent Stefanini

Tres meses después de que Francia anunciara el nombramiento de Laurent Stefanini como embajador de ese país ante el Vaticano, la Santa Sede aún no da su visto bueno. A pesar de ser un “diplomático respetado, un católico practicante y una persona discreta”, como lo describen los medios internacionales, la Iglesia no parece satisfecha con esta elección.

Según diarios franceses e italianos, la razón de fondo que tendría el Vaticano para alargar este proceso, que generalmente toma alrededor de mes y medio, sería la homosexualidad de Stefanini, quien a pesar de todo fue el "número 2" de la embajada francesa ante la Santa Sede desde el 2001 hasta el 2005.

Aunque no se ha dado una declaración formal, todo apunta a que, efectivamente, ese sería el motivo para el retraso en su decisión. Frente a ello, Flavio Romani, presidente de la asociación italiana de gais, lesbianas, transexuales y bisexuales (Lgbt), comparó al Vaticano con Uganda, en donde “gais y lesbianas son perseguidos 'en el nombre de Dios' por iglesias fanáticas inspiradas en la extrema derecha”.

Romani manifestó que “de manera análoga, en el Vaticano las personas homosexuales se ven rechazadas, a pesar de las palabras que predican la acogida".

En dado caso de que el Vaticano se niegue a aceptar al diplomático debido a su orientación sexual, esta no sería la primera vez que algo así ocurriera. Ya en 2007, bajo la presidencia de Nicolas Sarkozy, Francia intentó designar como embajador en la Santa Sede a Jean Loup Kuhn-Delforge, quien también era homosexual y, además, vivía con su compañero.

En aquella ocasión, pasó más de un año para que este gobierno renunciara a seguir adelante con su designación y buscara a otro candidato aceptable para la Santa Sede.

Sin embargo, en esta oportunidad, pareciera que Francia no cederá: "Stefanini fue nombrado embajador porque es un excelente diplomático que dispone de todas las cualidades para ocupar ese puesto. Esperamos la respuesta a nuestra petición de consentimiento", indicaron a EFE fuentes oficiales francesas.

Stefanini, de 54 años, no convive con nadie, no tiene hijos y nunca se ha casado. Tampoco ha defendido abiertamente los derechos de los homosexuales y su fe católica es muy conocida. De hecho, el diario italiano Il Messagero lo describe como "un católico practicante, muy cultivado, de absoluta discreción".

En noviembre del año pasado, durante una visita del Papa Francisco a su país, el diplomático fue el encargado de recibirlo en el aeropuerto en representación del presidente francés François Hollande. A pesar de este hecho, según lo comentó el diario francés Le Journal de Dimanche, esto no habría impedido que el mismo Pontífice fuera quien tomara la decisión de no aprobar su nombramiento como embajador.

 

últimas noticias

Las cicatrices de la esclavitud en Brasil

¿Cómo es sobrevivir sin empleo en Argentina?