Encuentran el material radioactivo robado en México

El contenedor, con una cápsula de iridio-192, había sido robado hace una semana.

El contenedor, con una cápsula de iridio-192, fue hallado bajo un puente de un punto de la carretera de Cárdenas a Cunduacán, a unos 20 kilómetros de la zona de la que fue sustraído el lunes pasado, indicó la secretaría de Gobierno de Tabasco. Efe

El pequeño contenedor con material radioactivo Iridio-192 robado hace una semana de una camioneta en el sureste de México fue hallado el miércoles debajo de un puente y sin indicios de que haber sido abierta, informaron autoridades.

"Es el mismo contenedor (que fue robado) y trae en su interior el material. No hay indicios de que haya sido abierto", dijo Christian Romero, subdirector de Impacto Radiológico y Emergencia de la Comisión de Seguridad Nuclear.

Romero señaló que el hallazgo de la caja fue este miércoles y que, según la información que les han proporcionado autoridades, habría sido en "una localidad cercana a Villahermosa", la capital de Tabasco, ubicada a unos 50 km de Cárdenas.

El coordinador nacional de Protección Civil, Luis Felipe Puente, había anunciado previamente en su cuenta de Twitter que "la Comisión Nacional de Seguridad Nuclear y Salvaguardias confirma hallazgo de la fuente radiactiva robada el pasado 13 de abril en el estado de Tabasco. Se encuentra bajo resguardo", sin dar más detalles.

Con un tamaño similar al de una caja de herramientas y con una cápsula de Iridio-192 dentro, el contenedor había sido robado de una camioneta de la empresa Garantía Radiográfica e Ingeniería en el municipio de Cárdenas (Tabasco), a unos 700 km de Ciudad de México.

Dos días después del robo, el gobierno federal emitió una alerta en el sur del país y dijo que sospechaba, como ha sucedido en al menos otros tres robos similares desde 2013, que los ladrones no eran conscientes del material radiactivo potencialmente mortal del que se estaban apoderando.

También en Twitter, el gobierno de Tabasco indicó que el contenedor fue encontrado "abandonado bajo un puente" y subió fotografías de la caja custodiada por policías federales.

El Iridio-192, utilizado en la práctica de radiografía industrial móvil, es un elemento radiactivo que puede causar quemaduras, graves enfermedades e incluso muerte si se está prolongada y directamente en contacto con él.

Sin embargo, las autoridades aclararon que el material no debe generar peligro si se mantiene dentro del contenedor, que está blindado y resulta muy complicado de abrir si no se tienen las herramientas especializadas necesarias.

Transporte sin seguridad

La noche del robo, los ladrones se llevaron el contenedor junto con otros objetos del interior de la camioneta, que en ese momento estaba en el estacionamiento de una zona residencial de Cárdenas.

Los ladrones no huyeron con ese vehículo sino con otro que había en ese momento en la zona y que también robaron, según explicó la Comisión Nacional de Seguridad Nuclear.

Dos días después, el gobierno declaró una alerta en Tabasco y en los estados de Veracruz, Campeche (este), Chiapas y Oaxaca (sur).

Las autoridades mexicanas solicitaron que, en caso de que alguien encontrara el contenedor, diera aviso de inmediato y estableciera un perímetro de seguridad con radio mínimo de 30 metros.

Pese a los riesgos para la salud que puede generar, el Iridio-192 no se considera suficientemente peligroso -siempre que se mantenga en el contenedor- para obligar a una protección privada o pública en su transporte, explicó la Comisión Nacional de Seguridad Nuclear, que admitió que ahora evalúa pedir mayores medidas de seguridad.

Este caso es el último de una serie de robos que involucraron material peligroso en México.

En diciembre de 2013, un grupo de ladrones -entre ellos un menor- hurtó un camión que transportaba equipo médico en desuso, aparentemente ignorando que contenía 60 gramos del isótopo altamente radioactivo cobalto 60.

Cinco personas fueron arrestadas, hospitalizadas y dadas de alta por este caso luego que las autoridades recuperaron el material tóxico.

En febrero pasado, las autoridades lograron recuperar en Hidalgo (centro) tres camionetas que habían sido robadas con material radiactivo para uso industrial. En todos estos casos se determinó que los ladrones buscaban robar sólo los vehículos e ignoraban la peligrosidad de la carga.

Temas relacionados