Ernesto Samper, designado secretario de Unasur, se irá a vivir a Ecuador

Así lo indicó Rafael Correa, quien dijo que el expresidente colombiano viajará el lunes.

Ernesto Samper.EFE

El presidente ecuatoriano, Rafael Correa, anunció que Ernesto Samper, designado secretario de la Unasur, visitará Quito este lunes.

Entre otros asuntos, el expresidente hará una visita a la sede permanente de la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur), que se construye junto a la ciudadela Mitad del Mundo.

Correa, en su habitual informe de labores de los sábados, señaló que Samper ha sido invitado también para presenciar el cambio de guardia presidencial en la plaza de la Independencia, en el casco colonial de Quito.

El mandatario ecuatoriano recordó que hay un "consenso entre todos los países de la región" sobre el nombramiento de Ernesto Samper como secretario de la Unasur, cargo que se prevé asuma el próximo 22 de agosto en una cumbre que se celebrará en Montevideo.

Rafael Correa, que se reunió con Samper el pasado jueves en Bogotá, añadió que el designado secretario de la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur) le ha manifestado que se radicará en Quito, junto con su esposa, para ejercer sus funciones en la sede del bloque.

Samper dijo a finales de julio, tras ser postulado para ser secretario general de la Unasur, que su reto es convertirla en un "bloque de opinión política", es decir, una autoridad internacional de peso en asuntos globales.

El expresidente colombiano fue postulado para el cargo con el consenso de los 12 países que integran la organización regional, según dijo el presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, al hacer el anuncio de la postulación a mediados de julio pasado.

La Unión de Naciones Suramericanas está formada por Argentina, Brasil, Bolivia, Chile, Colombia, Ecuador, Guayana, Paraguay, Perú, Surinam, Uruguay y Venezuela.

Samper será el cuarto secretario general de la Unasur y el segundo colombiano.

El primero fue el expresidente argentino Néstor Kirchner, quien asumió el cargo en mayo de 2010.

Tras la muerte de Kirchner, en octubre de 2010, fue designada la excanciller colombiana María Emma Mejía, a la que sucedió en agosto de 2012 el venezolano Alí Rodríguez.