Ernesto Samper hizo presencia en Cuba en la Conferencia Internacional dedicada a José Martí

El expresidente se refirió a los recientes avances de los diálogos de paz, y reiteró el compromiso de Unasur, organización que encabeza, con el proceso.

Referencia / Archivo EFE.

Los expresidentes Ernesto Samper (Colombia), Leonel Fernández (República Dominicana), José Mujica (Uruguay), asistieron este lunes en La Habana a la apertura de la II Conferencia Internacional "Con todos y para el bien de todos", dedicada al prócer independentista cubano José Martí (1853-1895).

En el acto inaugural, que encabezó el primer vicepresidente del país, Miguel Díaz-Canel, intervino Samper, actual secretario general de Unión de Naciones Suramericanas (Unasur), quien defendió la causa de construir una "ciudadanía latinoamericana".

En su discurso, Samper abogó por consolidar "acciones concretas" y mecanismos que faciliten la movilidad de las personas en la región, sin restricciones, y entre ellos se refirió a la posibilidad de que los estudiantes puedan homologar sus títulos universitarios en cualquier país del área.

Samper, quien gobernó Colombia entre 1994 y 1998, se refirió al tema de la paz en el país, y afirmó que uno de los propósitos que llevó a la fundación de Unasur fue convertir a Suramérica y Latinoamérica en una zona de paz en un mundo en el que abundan las guerras étnicas, las luchas religiosas y conflictos propios de la Guerra Fría como el que vive Ucrania.

"Todos los que hemos sido presidentes de Colombia hemos tratado de buena fe de iniciar procesos, que lamentablemente no avanzaron en ningún caso como lo ha hecho el que se realiza en Cuba", resaltó, tras agradecer a Cuba por acoger los diálogos de paz que desarrollan el Gobierno colombiano y las FARC desde 2012.

El secretario de Unasur dijo que "de buena fe" ese bloque regional está acompañando los esfuerzos del Gobierno Nacional y de las FARC para que puedan concluir en un "tratado de paz para todos los colombianos" quizás antes de terminar este año.

Otro participante, el exgobernante y diputado uruguayo José Mujica, consideró que este foro es "muy importante por las circunstancias, por la actualidad y por los desafíos que tiene el mundo en este momento", en declaraciones a Efe.

Mujica no descartó la posibilidad de mantener un encuentro con el expresidente cubano Fidel Castro durante su estancia en la isla, en la que tiene previsto dictar una conferencia en este foro el próximo jueves y otra en la institución cultural "Casa de las Américas", mañana martes.

El teólogo y fraile dominico brasileño Frei Betto, que es miembro del Consejo Mundial del Proyecto "José Martí" de Solidaridad Internacional, cerró la jornada inaugural con la conferencia "El papel de la ética en las políticas de desarrollo", en la que advirtió sobre los peligros de la corrupción.

Betto llamó a no ser "ingenuos" porque la corrupción "no tiene ideologías", afirmó que se escuda tanto en la derecha como en la izquierda y la describió como un "virus que penetra cuando el revolucionario pierde su inmunidad ideológica".

Asimismo señaló que Cuba vive actualmente un momento "histórico", en el cual si la revolución de la isla tiene el propósito de perdurar como "un sol del mundo moral" y su desafío es perfeccionar el sistema socialista, la cuestión ética se torna central en los procesos de educación.

La cita reúne a más de 500 delegados de 50 países de las Américas, Europa, Asia y África, del 25 al 28 próximos, convocada por la Oficina del Programa Nacional de Estudios Martianos y el auspiciada por la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco).