Escalofriante confesión de uno de los autores del crimen de argentinas en Ecuador

Familiares de las dos jóvenes pusieron en duda la versión de las autoridades y apuntaron a la hipótesis de una red de tráfico de personas.

Este martes se conocieron más detalles del brutal asesinato de las dos turistas argentinas, cuyos cuerpos fueron hallados en una playa en Montañita, balneario ubicado al suroeste de Ecuador.

Uno de los detenidos entregó un escalofriante relato de cómo habrían sido los hechos que culminaron con el crimen de Marina Menegazzo (21 años) y María José Coni (22), que se encontraban de vacaciones en Ecuador desde el pasado 22 de enero.

“La versión hay que tomarla con reservas porque surge de la confesión de uno de los sospechosos que fueron detenidos durante la madrugada del lunes”, esa fue la advertencia que hizo Eduardo Gallardo Rodas, el fiscal que investiga el asesinato.

Según el relato de uno de los detenidos, las jóvenes argentinas le habrían manifestado a su amigo, el otro involucrado en los hechos, que no tenían dinero para hospedarse. Los ecuatorianos imputados por el crimen las invitaron a su casa y allí se habría desatado la tragedia.

"El sospechoso manifestó que se fue con una de las señoritas a un dormitorio. La muchacha se molestó y lo empujó y él, que estaba en estado etílico, se enojó, tomó un palo y le propinó un golpe en la cabeza", relató el fiscal Gallardo Rodas en diálogo con Luis Novaresio en radio La Red. Tal fue la magnitud del golpe, que la mujer argentina habría perdido la vida en el acto.

"El sospechoso relató que después se dirigió al otro dormitorio, donde estaba su amigo con la otra muchacha y vio que había mucha sangre. Aparentemente la otra joven tenía una puñalada, pero todavía estaba con vida", continuó el fiscal.

El hombre que confesó el crimen declaró ante las autoridades que luego del violento desenlace su amigo se escapó y fue él, quien decidió "embalar" los cuerpos y arrojarlos en una playa cercana, donde finalmente fueron encontrados.

El fiscal Gallardo señaló que estos hombres, de quienes aún no se conocen sus identidades, enfrentan penas de 22 a 26 años de prisión, de acuerdo con el Código Orgánico Integral Penal de Ecuador. Sin embargo, tal como sucede en la Argentina, la confesión no sirve como prueba. Ahora las autoridades judiciales buscan otros elementos para poder acreditar cómo fueron los hechos.

Por su parte, familiares de las dos jóvenes argentinas pusieron en duda la versión de las autoridades ecuatorianas de lo ocurrido y apuntaron a la hipótesis de una red de tráfico de personas.

Según la versión oficial, los detenidos conocieron a las chicas y las llevaron a una casa donde supuestamente cometieron los crímenes.

Familiares de las víctimas presumen que tal vez es un caso de trata de personas y han cuestionado la manera en la que se ha ofrecido la información a la prensa en Ecuador.

Las turistas fueron reportadas como desaparecidas la semana pasada, cuando visitaban la playa de Montañita, desde donde tenían previsto viajar a la ciudad de Guayaquil para trasladarse a Lima (Perú), y luego retornar a su país.

Las autoridades "operaron durante todo este día domingo, logrando obtener información para un allanamiento a una vivienda precaria en Montañita, donde se encontraron pertenencias de las chicas y guantes con sangre, cuyo propietario aceptó su vinculación", agregó el ministro, que difundió fotografías de los presuntos asesinos.

El ministro del Interior, José Serrano, explicó en rueda de prensa que el 25 de febrero las autoridades fueron alertadas de "la presencia de un cadáver envuelto en un saco de yute y una funda plástica, con cinta de embalaje, en la comuna de Montañita".

"Se determinó que la causa de la muerte fue por un traumatismo cráneo encefálico, producido por un objeto contundente. El 28 de febrero se identificó que el cadáver pertenecía a María José Coni", dijo.

Tras una búsqueda en el mismo lugar, las autoridades ubicaron "a poca distancia, entre la maleza y desechos inorgánicos" el segundo cadáver, "embalado en sacos de yute y fundas plásticas de color negro".

"Luego de los análisis se verificó que se trataba de Marina Menegazzo, quien tenía un traumatismo raquimedular, provocado por un arma blanca", agregó.

 

Temas relacionados