Por escándalo con 'sus chicas', Berlusconi no se presentará ante fiscales

El primer ministro italiano es la parte ofendida en caso de chantaje que supuestamente sufrió a raíz de sus fiestas con chicas en sus residencias.

El presidente del Gobierno italiano, Silvio Berlusconi, no se presentará para ser interrogado por los fiscales de Nápoles como parte ofendida sobre el caso de chantaje que supuestamente sufrió a raíz de sus fiestas con chicas en sus residencias.

Así lo anunció este viernes Piero Longo, uno de sus abogados, a los medios de comunicación italianos, al explicar que no acudirá a testificar en los próximos días, como habían establecido los fiscales de Nápoles.

Berlusconi ya faltó a una primera convocatoria al alegar que tenía que viajar a Bruselas y Estrasburgo por cuestiones institucionales, y envió una “memoria defensiva” en la que explicaba su versión de los hechos.

Ante la ausencia del mandatario, la fiscalía de Nápoles explicó que “no bastaba” con este documento y puso a disposición de Berlusconi cuatro fechas, del 15 al 18 de septiembre, para que se presentase a declarar sobre el caso.

Longo aseguró que no se presentará por lo que la opción que les queda a los fiscales, si quieren contar con las declaraciones del primer ministro, es pedir el “acompañamiento obligado de un testigo” y para ello necesitarán la autorización del Parlamento italiano.

Los fiscales afirman que tienen pruebas de que el empresario Giampaolo Tarantini, quien se encargaba de llevar chicas a las fiestas del mandatario, chantajeó a Berlusconi.

Tarantini, que se encuentra detenido junto a su mujer, siempre ha explicado en su defensa que los 500.000 euros que recibió del jefe del Gobierno eran un préstamo, mientras que la renta mensual de 20.000 euros que percibió hasta el pasado julio eran donaciones “espontáneas”.

Sobre las sumas entregadas a Tarantini, Berlusconi ha explicado que se trataba de dinero para ayudar a una familia en apuros, pero los investigadores afirman que los 500.000 euros los pidió el empresario para no desvelar detalles de las fiestas del mandatario en un proceso.

Por otra parte, Longo también confirmó que Berlusconi no acudirá a la próxima vista del caso Mills, prevista para el 19 de septiembre, donde se le acusa del pago de 600.000 dólares a su exabogado, el británico David Mills, a cambio de que éste falseara a su favor su testimonio en dos juicios de finales de los años 90, lo que permitió que el mandatario quedara absuelto.

Temas relacionados