La escasez de agua puede ser inevitable: WWF

Lifeng Li, director del programa Freshwater del Fondo Mundial para la Naturaleza , dice que si gobiernos invierten en la conservación de ecosistemas de agua dulce, el cambio climático será más soportable.

Lifeng Li, director del programa Freshwater de WWF. / Cortesía
Lifeng Li, director del programa Freshwater de WWF. / CortesíaLifeng Li, director del programa Freshwater de WWF. / Cortesía

Lifeng Li, director del programa internacional Freshwater del Fondo Mundial para la Naturaleza (WWF, por sus siglas en inglés), dice que es preocupante la mala gestión de recursos hídricos para los pobladores en países de América Latina, Asia Meridional y África Subsahariana, donde pagan más por el agua que en Europa. Agrega que tanto los gobiernos como el sector privado son responsables.

Hace 21 años, la ONU declaró el 22 de marzo como el Día Mundial del Agua. ¿Para qué ha servido?

El agua es un recurso que con frecuencia se da por sentado. El Día Mundial del Agua ofrece una plataforma para que la ONU y los gobiernos locales y nacionales creen conciencia sobre los problemas alrededor de ella. Ayuda a generar un impulso, a fortalecer la colaboración y a asegurar nuevos compromisos para su conservación y buen uso.


¿Qué avances se han hecho en el mundo en cuanto a conservación y de los recursos hídricos?

Recientemente, los gobiernos de México, Sudáfrica y China han puesto en marcha políticas para garantizar los caudales mínimos de agua en los ríos. Estas políticas ayudan a proteger la capacidad de las cuencas. Pero aún enfrentamos grandes desafíos con la escasez de agua, las inundaciones, las sequías y el cambio climático.

¿Se puede evitar la falta de agua?

En ciertos casos, la escasez puede ser inevitable. En esas situaciones, los gobiernos deben priorizar el uso del agua para las necesidades más esenciales. Las poblaciones a lo largo de los ríos necesitan coordinar el uso, para que sea suficiente y alcance a llegar a otras zonas.

¿Cómo afecta el cambio climático a la conservación de los recursos hídricos?

El cambio climático hará más difícil la conservación. Podría significar demasiada agua o muy poca, en el lugar equivocado y en el momento equivocado. Pero sabemos que los ecosistemas sanos son más capaces de amortiguar los efectos del cambio climático, por lo que la conservación es una póliza de seguro para el futuro.

¿Cuáles ríos son las principales víctimas del cambio climático?

El cambio climático es un fenómeno global, por lo que todas las cuencas fluviales se ven afectadas de alguna manera. En la actualidad, los ríos en climas templados están sintiendo el impacto más grande: el río Amarillo, en China; el Grande, en América del Norte; el Murray-Darling, en Australia; el Zambezi, en África.

¿Cuál es el diagnóstico de la WWF en humedales?

En la Convención de Ramsar, relativa a los humedales, los ríos, lagos, deltas y glaciares son considerados humedales. Por lo tanto, es difícil generalizar. Pero, por ejemplo, en el caso de los glaciares andinos la situación es preocupante pues se están derritiendo rápidamente, lo que afectará a los ríos y lagos aguas abajo y a las poblaciones que dependen de ellos. Los humedales de menos altura se vuelven aún más importantes para almacenar y regular los flujos de agua. La conservación de estos ecosistemas se pasa por alto a menudo, pero es fundamental para el bienestar social.

¿Cómo está el tema de contaminación en los ríos?

Este es un desafío clave en el mundo. La mayoría de los ríos están viendo una disminución en la calidad del agua, en gran parte debido al mayor uso de fertilizantes y pesticidas para la agricultura.

¿Qué países que tienen más problemas de escasez física de agua?

Las naciones de Oriente Medio y el norte de África sufren de una carencia física de agua. En esas zonas, la gente depende en gran medida de pequeños manantiales y humedales, y la conservación de estos ecosistemas es esencial.

¿Y cuáles países tienen situaciones de escasez económica del recurso?

Varía mucho, incluso dentro de un mismo país. En muchas partes de América Latina, Asia meridional y África subsahariana los usuarios pagan más por el agua que nosotros en Europa. Esto se debe en parte a la falta de instalaciones de abastecimiento de agua, y se agrava por la mala gestión de la calidad del agua.

¿Qué recomendaciones hace a los gobiernos del mundo para prevenir la escasez del agua?

Tienen que tomar decisiones estratégicas: decidir la cantidad de agua disponible para el uso en la actualidad y la cantidad de agua que se debe mantener en los ríos para mañana. También deben anticiparse a la demanda creciente causada por el aumento de la población y la demanda de agua de mejor calidad. Todo esto sucederá en el contexto del cambio climático. Invertir ahora en la conservación de ecosistemas de agua dulce, mejorar la eficiencia y la prestación de servicios innovadores, les ayudará a enfrentar el futuro.

 

El caso colombiano

Saulo Usma, especialista del Programa Agua Dulce en WWF – Colombia, explica cuál es la escenario para las fuentes hídricas en Colombia.


¿Cuál es la situación de los humedales en Colombia?

Muy crítica si tenemos en cuenta varias situaciones: los humedales altoandinos, nuestras fábricas de agua más preciadas se están concesionando para minería; los ríos enteros junto con sus bosques de galería (ej. río Dagua, el bajo Cauca y varios ríos del departamento del Chocó) están siendo dragados para disolver por medio de agua a chorro los suelos y así "filtrar" el oro que contienen; áreas naturales protegidas como el Parque Nacional Natural Yaigoje-Apaporis ha sido declarados como mega complejo de humedales y luego la locomotora minera impulsa la revisión de su declaración; se han transformado y reducido las grandes sabanas inundables de los llanos orientales colombianos, en nuestro afán de desarrollo agrícola industrial y petrolero aún si tenemos que negarle el agua los habitantes de ciudades como Yopal que cumple dos años sin el precioso líquido.

El mejor indicador de cuantos humedales estamos destruyendo y con ello, perdiendo su capacidad de retención de agua en las épocas de invierno, son las impresionantes cifras de damnificados que año tras año nos repiten diarios y noticieros y el incremento de los lugares donde se están dando estas inundaciones incluyendo sabanas a 2300 metros sobre el nivel del mar como Bogotá.

 

¿Funcionan los acuerdos de cooperación para su conservación?

En los últimos dos años no se ha declarado ni sola área protegida nacional (por el contrario se está revisando la creación del PNN Yaigoje-Apaporis) y, según El Espectador, Parques Nacionales cada vez cuenta con menos recursos para la conservación de los ecosistemas más prístinos de Colombia. En cuanto a convenios internacionales suscritos por Colombia como la Convención Ramsar, el país espera hace más de dos años por la declaración del primer sitio Ramsar en la zona transicional Amazonas-Orinoco: la Estrella Fluvial Inírida, el origen del Gran Río Orinoco. Luego de 2 años el Ministerio de Ambiente tiene el concepto no vinculante del Ministerio de Minas pero seguimos a la espera.

Temas relacionados