España eleva nivel de alerta antiterrorista tras atentados

Los ataques en Francia, Kuwait y Túnez prendieron las alarmas ante la posible amenaza yihadista.

AFP

Los atentados perpetrados este viernes Francia, Kuwait y Túnez han llevado a que El Gobierno de España elevó el nivel de alerta antiterrorista. Esto pese a que no se tiene certeza de si hay españoles entre los fallecidos en los ataques, que en cunjunto ya completan una cifra de más de 50.

El ministro del Interior de España, Jorge Fernández Díaz, informó a la prensa que el nivel pasó de 3 o "medio" al 4 o "alto" dentro de los cinco existentes. El ministro compareció después de la primera reunión de la Comisión de Seguimiento del Pacto de Estado contra el terrorismo yihadista, convocada de urgencia tras los atentados en los tres paises. "Este incremento supone un refuerzo en la vigilancia de objetivos susceptibles e infraestructuras criticas", precisó el ministro.

La medida fue adoptada por unanimidad tras aconsejarlo expertos de la inteligencia española (CNI) y los servicios de información de Policía y Guardia Civil. Fernández Díaz atribuyó el incremento en el nivel de alerta a tres razones, entre ellas, la proximidad con el primer aniversario de la proclamación del califato en Irak y Siria el pasado 29 de junio por parte del líder del Estado Islámico (Daesh) Abu Bakr al Bagdadi. Pero también a la cercanía de España con Francia y Túnez, así como a las datos que han sido puestos a disposición del Gobierno por parte de expertos de los servicios de inteligencia.

A efectos prácticos, el incremento del nivel de alerta supondrá una mayor presencia policial en las calles, además de un aumento especial de la vigilancia en lugares susceptibles de comisión de un atentado y en infraestructuras críticas como centrales nucleares o instalaciones eléctricas, y también en aeropuertos, estaciones de trenes y autobuses. El ministro admitió que España comparte la amenaza yihadista pero que "está haciendo sus deberes" con las múltiples operaciones contra el yihadismo desarrolladas en los últimos años. 

En Francia la alerta fue emitida después que se hallara a una persona decapitada a la entrada de una fábrica en la localidad de Saint-Quentin-Fallavier, al sur del país. Junto al hombre, los presuntos autores depositaron una bandera del Estado Islámico (EI) y escribieron un mensaje que aún no ha sido revelado a los medios internacionales.

Por otro lado, al menos 29 personas murieron, horas después del ataque terrorista en Francia, en un asalto contra dos hoteles españoles en la localidad turística meridional tunecina de Susa. Hombres armados penetraron en el recinto de ambos hoteles y abrieron fuego de forma indiscriminada contra las personas que se encontraban en el lugar, entre ellos algunos turistas extranjeros, de los que no se ha confirmado su nacionalidad.

Pese a que aún se desconoce quiénes son los autores de los hechos en Túnez, las primeras hipótesis apuntan también a grupos yihadistas, debido al reciente atentado ocurrido en marzo en el museo del Bardo. Un hecho que dejó 23 fallecidos, entre estos un colombiano.

Kuwait también resultó afectado este viernes por un ataque del Estado Islámico, el grupo yihadista asumió la autoría del atentado perpetrado contra una mezquita chií en la capital. Según un comunicado difundido en internet y cuya autenticidad no ha podido ser verificada, el grupo terrorista asegura que el ataque fue perpetrado por un suicida que portaba un cinturón cargado de explosivos.Las autoridades kuwaitíes todavía no han precisado el número de víctimas mortales, aunque algunos medios, como Kuwait News, hablan de 8 muertos.

 

últimas noticias

¿Un segundo referendo sobre el brexit?

¿Quién le pone nombre a los huracanes?